La Asamblea aprueba por unanimidad la carta básica de Radio Televisión Madrid, que garantiza su "independencia"

Logo Telemadrid
EUROPA PRESS
Actualizado 02/11/2017 21:06:47 CET

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea ha aprobado este jueves por unanimidad la carta básica de Radio Televisión Madrid en la que se recogen los objetivos generales de la función de servicio público, entre los que se encuentra su "independencia", y concreta su ámbito de alcance, función y misión así como sus limites de actuación.

La carta básica tiene un periodo de vigencia de nueve años, aunque podrá someterse a revisión para adaptase a los posibles cambios "de naturaleza normativa, tecnológica o socieconómica". Aunque de ser así tendría que volver a ser votada por la Cámara regional.

En el documento se recoge que Radio Televisión Madrid tendrá que cumplir con "la misión de servicio público de comunicación audiovisual con programaciones diversas y equilibradas para todo tipo de público que cubrirán los distintos géneros y promover el pluralismo garantizando el acceso de todos los grupos sociales y significativos".

Así, como principios inspiradores del servicio público se encuentran, entre otros, la promoción de la cohesión territorial, la integración y la diversidad cultural y social de la Comunidad; la difusión del conocimiento y de los contenidos científicos, artísticos y educativos o la participación democrática de la ciudadanía y la garantía de acceso de los grupos sociales y políticos significativos de acuerdo con su arraigo con la Comunidad.

RESPETO AL PLURALISMO

Se recoge además el respeto al pluralismo político, cultural, ideológico, religioso y social; el apoyo a la integración social de las minorías; la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres; la garantía de derechos de los consumidores respecto a programación y publicidad o la promoción de la creación digital y multimedia.

La carta básica incide especialmente en que el ente público debe actuar "con absoluta independencia" de los poderes políticos y económicos o cualquiera de los grupos de interés "sin que pueda recibir instrucciones o cualquier clase de indicación imperativa por parte del Gobierno autonómico o de otras administraciones".

Los contenidos deben ser reflejo de la diversidad social y cultural que define a la sociedad madrileña y no incluirá en su programación contenidos que perturben o rompan el clima de convivencia social o atenten contra los valores cívicos que inciten a la violencia en cualquier ámbito.

En este sentido, Radio Televisión Madrid tendrá "especial cuidado en el tratamiento de contenidos que afecten a víctimas de violencia, terrorismo, catástrofes naturales o acontecimientos luctuosos" y se garantizará el "más escrupuloso respeto" a la intimidad personal y familiar, al honor y la propia imagen de todas las personas. Se impulsará un código deontológico especifico.

Por otro lado, el ente se propondrá como objetivo contar con una oferta de contenidos de calidad y adecuará dichos contenidos y las franjas de emisión de sus programas a las expectativas y necesidades de su audiencia potencial así como promoverá la conciliación de la vida laboral y familiar. Además, otorgará prioridad a la información que debe construir un eje fundamental de su oferta y un espacio de debate público que estimule la reflexión y el conocimiento de la realidad.

Radio Televisión Madrid realizará el seguimiento y cobertura informativa de la actividad político-institucional del Gobierno y de la Asamblea y prestará especial atención a los actos oficiales mas importantes y significativos.

OFICINA DE PARTICIPACIÓN

Asimismo, se recogen diferentes órganos como la Oficina de Participación del Espectador y el Radioyente que actuará como "valedora del derecho de la sociedad madrileña a formular reclamaciones, quejas, sugerencias y aportaciones sobre la programación" o el Consejo de Redacción que será el encargado de velar por la independencia, la objetividad, la veracidad y la calidad de los contenidos informativos.

Existirá también un Consejo Asesor, órgano consultivo, cuya función es asesorar al Consejo de Administración e informar a petición de este sobre cualquier asunto que se someta a su consideración.

En cuanto a las líneas de producción se mantendrá un equilibrio entre la utilización óptima de sus recursos propios y el obligado cumplimiento de las cuotas que, de acuerdo a la legalidad, le corresponden a los productores independientes del sector audiovisuales.

Los objetivos de esta carta básica serán desarrollados, para todos y cada uno de los canales, frecuencias de radio y servicios conexos e interactivos desarrollados gestionados por el ente público a través de contratos-programa suscritos por períodos de tres años entre el Consejo de Gobierno de la Comunidad y Radio Televisión Madrid.