Actualizado 24/06/2021 12:59 CET

Asociaciones vecinales denunciarán a la Comunidad por "inacción" ante 34 viviendas de uso turístico en Centro

Asociaciones vecinales denunciarán a la Comunidad por "inacción" ante 34 viviendas de usos turísticos en Centro
Asociaciones vecinales denunciarán a la Comunidad por "inacción" ante 34 viviendas de usos turísticos en Centro - EUROPA PRESS

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las asociaciones vecinales La Corrala y Sol y Barrio de las Letras, apoyadas por la Federación Regional de Vecinos de Madrid (FRAVM), denunciarán mediante un recurso contencioso-administrativo a la Comunidad de Madrid "por inacción e incumplimiento de sus obligaciones" en relación a 34 viviendas de uso turístico (VUT) del distrito Centro.

En una segunda fase, las entidades vecinales están estudiando si tiene encaje una denuncia por lo penal ante un juzgado de guardia. Las 34 viviendas, alguna con hasta 38 intervenciones policiales, se reparten entre las calles Arrieta, San Felipe Neri, Mayor, Atocha, Prado, Sacramento, Preciados, Carrera de San Jerónimo, Sol, Cedaceros, Cabeza y Carmen, donde se han acumulado denuncias vecinales por ruidos provocadas por fiestas en los últimos meses.

En esta primera denuncia, que podría presentarse a mediados de la próxima semana, abordarán la situación de esta treintena de viviendas pero las asociaciones vecinales ya han puesto en conocimiento de la Administración, ante Ayuntamiento y Comunidad, la situación de 984 viviendas de uso turístico. Lo hicieron entre noviembre y diciembre de 2019.

"CASI TODAS CARECEN DE LICENCIA"

El portavoz de Urbanismo de la FRAVM, Víctor Pérez, ha destacado en rueda de prensa que, según el INE, en el distrito Centro de Madrid se concentran unas 8.000 viviendas de uso turístico, "cuando probablemente sean más". "De esas 8.000, casi todas carecen de licencia y no pueden obtenerla porque incumplen los requisitos, como tener un acceso independiente", ha advertido.

El portavoz de la asociación de vecinos Sol y Barrio de las Letras, Víctor Rey, ha informado a la prensa que la Agencia de Actividades del Ayuntamiento les notificó el pasado febrero la situación de algunos de los 984 expedientes señalados, que incluye medio centenar de órdenes de resolución para su cese, 219 con informe de inspección y 531 en trámite de audiencia previa al cese. "Nos daban la razón", ha resumido.

A esos casi mil expedientes, las asociaciones vecinales presentaron el pasado 23 de febrero una serie de denuncias ante la policía por el uso de viviendas turísticas para fiestas. Identificaron 36 viviendas en una docena de edificios. La Comunidad trasladó hace escasos días a las asociaciones vecinales un listado de comunicaciones que señalan la apertura de expedientes sancionadores en 22 viviendas.

VIVIR ENTRE "RUIDOS" Y "BRONCAS"

"La Comunidad ya tendría que haber actuado ante esos 984 expedientes pero no están haciendo nada de lo que una Administración pública tendría que hacer en defensa de los intereses de sus vecinos", ha reprochado Rey, que ha descrito la vida entre "ruidos" y "broncas" por las fiestas en las viviendas de usos turísticos.

Desde la FRAVM han insistido en que tanto Ayuntamiento como Comunidad "tienen instrumentos para actuar" pero el problema de fondo es que "la legislación no se cumple". "Pedimos que se regule este tema", ha resumido Vicente Pérez.

El presidente de la asociación de vecinos La Corrala, Manuel Osuna, ha alertado que el centro de la ciudad "se está quedando sin barrios" al reconvertirse "en un parque temático". "Con la pandemia de Covid no se veían maletas pero ya se empieza a ver a los turistas", ha señalado en referencia al incremento del problema que viven los vecinos.