La Audiencia de Madrid confirma 6 meses de prisión para un hombre que agredió a dos policías locales de Getafe


Actualizado 21/08/2019 19:37:04 CET
Imagen de recurso de un agente de la Policía Local de Getafe
Imagen de recurso de un agente de la Policía Local de Getafe - EUROPA PRESS - Archivo

GETAFE, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado la condena a seis meses de prisión para un hombre que, en estado de embriaguez, agredió a dos policías locales de Getafe hace más de tres años.

Por ello, ha desestimado el recurso interpuesto contra la sentencia del Juzgado de lo penal nº 1 de Getafe que consideró al acusado como responsable de un delito de atentado en concurso con un delito de lesiones y un delito leve de lesiones, concurriendo la atenuante de embriaguez.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, resulta probado que el hombre se encontraba a las 00.50 horas del 9 de enero de 2016 en el rellano de su domicilio en Getafe, discutiendo con dos agentes de la Policía Local cuando se abalanzó hacia uno de ellos, forcejeando con él, por lo que "tuvo que intervenir su compañero, al que le agarró del cuello, a la vez que les propinaba a ambos patadas y codazos, cayendo al suelo, hasta que consiguieron reducirle y detenerle".

Como consecuencia de estos hechos, uno de los agentes sufrió cervicalgia, precisando para su curación de una única asistencia y tardando en sanar 10 días, de los cuales cuatro días estuvo impedido para el desempeño de sus ocupaciones habituales.

Por su parte, el otro policía sufrió unas lesiones consistentes en lumbalgia, dorsalgia postraumática y traumatismo en hombro derecho con rotura del lambrum, por lo que precisó para su curación de tratamiento médico quirúrgico, y "un tiempo de 140 días de los cuales 70 estuvo impedido para la realización de sus ocupaciones habituales, habiéndole quedado varias secuelas".

Según la sentencia, que no es firme, los agentes se personaron en la casa del acusado por la llamada de una vecina, y se limitaron a reprocharle las molestias que estaba causando.

Además, tuvieron que regresar cuando se percibieron de que, a su retirada, el denunciado se dirigió a la vivienda de la vecina que había llamado a la Policía, "intervención en la que ya, el acusado, con clara intencionalidad rebelde y contraria al orden y autoridad que encarnan los agentes, comenzó a propinarles las agresiones a las que el juzgador confiere plena verosimilitud, frente a la versión parcial y exculpatoria del acusado".

Contador

Para leer más