20 de febrero de 2020
 

Aumentan los trabajadores de Madrid Salud y Samur Social en Iglesia de San Antón para derivar a personas con adicciones

Publicado 01/02/2020 10:44:52CET
Iglesia de San Antón
Iglesia de San Antón - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Madrid Salud y Samur Social han incrementado desde el mes de enero su presencia en las inmediaciones de la iglesia de San Antón, en Chueca, con el objetivo de derivar a las personas con adicciones a los centros de atención específicos de la capital.

Así lo han trasladado fuentes municipales a Europa Press, quienes han precisado que la medida se lleva a cabo junto a refuerzos y un aumento de patrullaje de la Policía Municipal en la zona. El objetivo es "paliar, desde un punto de vista social, la problemática en este punto".

Consciente de ello, el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, ya se ha reunido con el Padre Ángel en el Consistorio para abordar las posibles soluciones a las "molestias" que genera esta iglesia '24 horas' a la que acuden personas sin recursos.

Del mismo modo, la delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz, y el delegado del distrito centro, José Fernández, se han reunido con los vecinos de la zona para abordar una solución a estas molestias.

El padre Ángel, fundador de la ONG Mensajeros de la Paz, ha explicado en declaraciones a Europa Press que la reunión se desarrolló en un "buen ambiente" y se puso de manifiesto la necesidad de colaborar para que "haya más albergues". "Las personas sin hogar existen, son cientos de personas; si pasas por la Plaza Mayor aquello parece 'Villa Cartón'", ha señalado.

Requerido por las molestias a las que aluden los vecinos, el padre Ángel ha asegurado que "a veces puede haber algún disturbio", pero que "no son malas personas", y ha apuntado que "pasar frío y hambre no son buenos consejeros".

Sin embargo, el presidente de la Asociación de Vecinos de Chueca, Esteban Benito, ha lamentado que "el proyecto de una iglesia para ayudar a necesidades se ha convertido en un espacio de impunidad con personas que generan delitos", sobre todo en torno a las drogas.

"Fuman la heroína en cualquier esquina, al lado de la iglesia; eso sumado a mucho pequeño delincuente, porque necesitan su dosis", ha explicado a continuación, para alertar sobre "problemas de convivencia brutales" que se manifiestan en que "todos los días" hay "intervenciones de la Policía".

El "principal problema" es la seguridad, ha apuntado, al tiempo que ha denunciado que "se drogan en los garajes de alrededor". Esta situación ha sido expuesta tanto a la Iglesia a través de una reunión con el vicario como al Ayuntamiento a través de una denuncia de uso urbanístico y por alteración en Bien de Interés Cultural (BIC) y diversas reuniones. "Por ser quien es, no se atreven a actuar, siendo como es una situación de ilegalidad flagrante", ha lanzado.

LA LABOR DE MADRID SALUD Y EL SAMUR SOCIAL

Este equipo de Madrid Salud también realiza distintos recorridos por la zona para detectar y, en su caso, realizar distintas intervenciones con aquellas personas que tengan problemas de adicciones.

Mientras, el Samur Social tiene destinado un equipo de calle que trabaja en coordinación con el trabajador social de la iglesia. Su función es detectar las situaciones de especial vulnerabilidad para ofrecer los recursos necesarios y derivarlos en su caso a uno de sus centros.

La Orden de San Antonio Abad adquirió estos terrenos del actual barrio de Chueca a principios del siglo XVII para construir un hospital para leprosos y una iglesia. El arquitecto Pedro de Rivera inició su construcción en 1740. Años después los Padres Escolapios se instalaron en el templo y en 1807 reformaron la iglesia, que pasó de un primigenio estilo barroco a un estilo neoclásico. El hospital se convirtió en las Escuelas Pías de San Antón.

Contador