El Ayuntamiento instaló 60 puntos violeta contra la violencia machista durante las fiestas de mayo a octubre

Publicado 16/10/2018 17:05:57CET

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid ha instalado 60 puntos violeta dentro de su campaña 'No es no. Cuando sea, como sea, donde sea. Madrid libre de violencias machistas' durante las fiestas de mayo a octubre a 2018, ha informado el Consistorio en un comunicado.

En el marca de la campaña, del Área de Políticas de Género y Diversidad, se han instalado 60 puntos violeta durante las fiestas de verano de 2018, frente a los 15 de 2017.

Se han ubicado en todos los festejos populares de los 21 distritos, mientras que en 2017 solo estuvieron en 11. Se ha pasado de dar cobertura tres meses en la pasada edición (de agosto a octubre) a seis meses en 2018 (de mayo a octubre).

Al frente de estos puntos estuvieron 400 voluntarias con una enseñanza especializada en atención y prevención de la violencia sexual; se amplió la formación a Policía Municipal, de forma que en cada distrito se aseguró la presencia de agentes instruidos contra la violencia sexual que habían recibido cuatro horas y se contó con el apoyo de los colaboradores del programa 'Voluntarios/as por Madrid'.

Además, el teléfono de atención a las víctimas de agresiones sexuales ha estado operativo un total de 48 días (16 fines de semana). Los puntos se emplazaron también en grandes eventos culturales como San Isidro y los festivales musicales Mad Cool y Dcode.

La campaña arrancó por segundo año consecutivo coincidiendo con la festividad de San Isidro, el pasado 11 de mayo y ha concluido el 14 de octubre, una vez finalizados los festejos de El Pilar.

INFORMAR, SENSIBILIZAR, ASESORAR Y ACOMPAÑAR

El objetivo del Área de Políticas de Género y Diversidad del Ayuntamiento de Madrid, presidido por Celia Mayer, es contundente: avanzar en la lucha contra todas las violencias machistas que se ejercen en la ciudad, visibilizar su gravedad, diversidad y el impacto que tienen. E informar, sensibilizar y formar para prevenir las agresiones sexuales.

En los puntos violeta, que se han ubicado en los festejos de los 21 distritos, en San Isidro y en grandes festivales musicales como Mad Cool (a principios de julio) y Dcode (el 7 de septiembre), se ofreció información y asesoramiento sobre dónde acudir y qué hacer ante una agresión sexual.

Otra de las funciones de las voluntarias de los puntos violeta es acompañar a posibles víctimas de violencia sexual. Estos puntos tienen una función disuasoria. Se trata de generar un entorno más seguro para las mujeres, que se entienda que es el agresor el que se queda aislado, el que debe sentir vergüenza y no la víctima. Lo importante es que las mujeres no se sientan solas.

ATENDIDOS POR 400 VOLUNTARIAS

Al frente de los puntos violeta estuvieron voluntarias que previamente habían recibido formación especializada en atención y prevención de la violencia sexual.

Desde el Área de Políticas de Género y Diversidad se coordina la preparación a estas voluntarias, que corre a cargo de la Fundación Aspacia. Este año se formaron 400 personas, en sesiones de cuatro horas, frente a las 158 que percibieron cursos en 2017.

Además, se ha ampliado la instrucción a toda la Policía Municipal, de forma que en cada distrito se asegura la presencia de agentes formados contra la violencia sexual. A este equipo hay que sumar el apoyo que han brindado los colaboradores del programa 'Voluntarios/as por Madrid', a quienes también se formó.

TELÉFONO PARA LAS VÍCTIMAS

El Ayuntamiento de Madrid habilitó un teléfono de atención a las víctimas de agresiones sexuales, tanto en 2018 como en 2017. El número es el 628 18 60 76. En 2018, estuvo operativo de viernes a domingo, desde las 22:00 a las 7:00 horas, durante 48 días (16 fines de semana).

En la campaña, que ha estado en la calle y en las redes sociales, se han distribuido tarjetas con teléfonos de información y para denunciar, pegatinas, chapas, carteles y servilletas con el logotipo de una boca abierta gritando el lema: "No es no. Cuando sea, como sea, donde sea. Madrid libre de violencias machistas".

Está dirigida a todos los públicos, con especial incidencia a las audiencias jóvenes, para que cale que la calle en fiesta es un espacio de libertad y diversión en el que las mujeres no tienen que sentir miedo.

TRES CASOS DE VIOLENCIA SEXUAL

A lo largo de las fiestas de este verano se han registrado tres casos de violencia sexual. Según todos los estudios, los casos conocidos son solo la punta del iceberg: el Ministerio del Interior recoge que en España se produce una violación cada ocho horas, y se calcula que de cada seis violaciones sólo se denuncia una.

Según Celia Mayer, "la violencia sexual es una de las formas de violencia machista más invisibilizada y normalizada: en el día a día de las mujeres son habituales los tocamientos, el acoso verbal o la invasión del espacio personal, entre otras".

"Por eso -subrayó Mayer- son tan necesarias campañas como esta, porque luchar contra la violencia machista es una responsabilidad de toda la sociedad".