El Ayuntamiento de Madrid inicia la campaña de poda, que afectará a más de 15.000 árboles

Varios árboles en Madrid
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 29/12/2018 18:01:43CET

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid ha iniciado la campaña de poda 2018-19, que afectará a 15.125 árboles, para mejorar el estado de seguridad del arbolado, que se prevé que finalice en marzo antes de que empiecen a brotar, aunque puede alargarse dependiendo de las especies y de la climatología.

La previsión es intervenir en 6.495 unidades ubicadas zona verde y 8.630 en vía pública. Así, la campaña de poda actúa sobre los árboles de conservación municipal de los 21 distritos de la ciudad, excluyendo los de parques históricos y singulares, según ha informado el consistorio.

El objetivo principal de la campaña es reducir el volumen y la altura de las copas de los árboles, para ello, la poda se realiza por calles enteras o tramos para minimizar las molestias a la ciudadanía y optimizar la gestión. Además, se señaliza con 48 horas de antelación y se publica la previsión en la página web municipal.

Las actuaciones, que han comenzado el mes de noviembre, se centran sobre todo en ejemplares envejecidos con estructuras débiles, desequilibradas e inestables o que presenten ramas quebradizas. No obstante, también se realizarán podas de formación en los árboles más jóvenes para reconducir su crecimiento.

La ejecución de la campaña de poda seguirá las prescripciones marcadas en el pliego del contrato integral de conservación de los espacios públicos y zonas verdes en las que se priorizan los criterios de seguridad, necesidad técnica y prevención sanitaria.

Además de esta campaña, el Área de Movilidad y Medio Ambiente realiza actuaciones de arboricultura a lo largo de todo el año, que corrigen situaciones surgidas de la actividad diaria, como incidencias en fachadas, señales, semáforos, podas de mantenimiento de ramas secas o enfermas.

El Ayuntamiento recicla los restos de podas como hojas, ramas y troncos para regenerar los suelos de los parques. De esta forma, los operarios trasladan los residuos al vertedero municipal y a la planta de compostaje Migas Calientes, donde se crea el compost que alimentará de nuevo los parques de Madrid.

Contador