Calvo ataca la movilidad por la que apuestan PP y Cs, que "quieren convertir Madrid en Ciudad de México"

José Manuel Calvo interviene sobre los presupuestos participativos de 2018
AYUNTAMIENTO DE MADRID - Archivo
Publicado 04/09/2018 12:02:40CET

También dice que quieren tener que salir a la calle con mascarilla. En Ahora Madrid abogan por el modelo de ciudades como Copenhage

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo, ha atacado el modelo de movilidad por el que cree que apuestan PP y Cs, que "quieren convertir Madrid en Ciudad de México, donde el coche es el elemento dominante" y que genera "más polución y ruido", hasta llegar a asemejarse a ciudades chinas, donde al salir a la calle hay que ponerse la mascarilla "porque el aire es irrespirable".

En contraposición, el modelo por el que apuesta Ahora Madrid es el de ciudades nórdicas y centroeuropeas, como Estocolmo y Copenhague, en las que el protagonismo recae en el peatón, en la bici y en el transporte público como medios eficientes y sostenibles para moverse por la ciudad.

Calvo ha destacado que en este mandato "algo ya ha cambiado en Madrid", la cultura de la movilidad. Y como ejemplo ha puesto que "ya nadie se alarma por poner en marcha el protocolo anticontaminación", algo que ningún gobierno anterior se atrevió a hacer al considerar que era una medida "impopular".

Ahora Madrid, ha continuado, apuesta por la movilidad ciclista creando nuevas redes, como el futuro carril bici en Camino de Vinateros o el itinerario alternativo en Madrid Río para sacar las bicis del actual y evitar así los conflictos con los peatones mediante un carril segregado. También apuestan por el transporte público y por en ensanchamiento de aceras, sin olvidar Madrid Central, operativo desde noviembre.

Con estas medidas Madrid ha conseguido que la Comisión Europea deje de lado la multa que pendía por exceder los niveles de contaminación. "El documento valora las medidas puestas en marcha en materia de movilidad reduciendo el espacio y el volumen de tráfico para dárselo a otros medios más sostenibles" porque "lo que está en juego es la salud pública", ha dicho.