Publicado 21/04/2015 20:21:07 +02:00CET

Los candidatos a rector de la UCM apoyan fondos de ayuda a estudiantes

Abordan cuestiones como el decreto '3+2' y se fijan como meta más investigación y aumentar los estudiantes de máster

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los candidatos al rectorado de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) han manifestado su compromiso para apoyar a los estudiantes con dificultades económicas, reducir las tasas universitarias, incrementar la financiación, impulsar la investigación y la excelencia, unido a estabilización de plantilla y acometer consultas sobre el decreto '3+2'.

Así lo han planteado durante un debate los cinco candidatos a las elecciones del 5 de mayo: el catedrático de Álgebra, Carlos Andradas; el catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Rafael Calduch; el catedrático de Matemática Aplicada y actual rector de la UCM, José Carrillo, el catedrático de Filología Inglesa, Dámaso López; y el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular y exsecretario general de Universidades, Federico Morán.

Carrillo ha defendido la gestión económica durante su mandato mientras que sus rivales han asegurado que la situación de la universidad es mejorable. Los candidatos no son partidarios de una gestión externa a la propia universidad.

El actual rector ha destacado que la labor del actual equipo rectoral ha conseguido "sacar a flote" a la institución "a pesar de la enorme deuda acumulada" en la etapa de Carlos Berzosa y por los recortes de la administración, algo que se ha logrado "manteniendo empleo".

CARRILLO: INCREMENTAR ALUMNOS DE MÁSTER Y RECHAZO DEL '3+2'

Tras enfatizar que se ha resuelto la crisis económica en la UCM, Carrillo ha abogado por situar las tasas universitarias a niveles de 2010 y cree que el contexto actual apunta a que la financiación de la universidad va a recuperarse.

Además, quiere impulsar proyectos internacionales con las mejores universidades, como la Sorbona o Harvard, y llegar a 20.000 alumnos de máster y postgrado a partir de 10 años (cuadruplicando los niveles actuales), duplicar los ingresos por investigación también en diez años e impulsar la formación online. También aboga por suspender el decreto '3+2'.

MORÁN: CAMBIOS PARA EVITAR EL "RIESGO A LA IRRELEVANCIA"

Por su parte, Morán considera que el diagnóstico de la Complutense "no es negro pero tampoco es deslumbrante" y que la universidad está perdiendo "estudiantes y proyectos de investigación". "Si no remontamos, tenemos riesgo de caer en la irrelevancia", ha añadido el candidato.

Por ello, ha defendido un programa para dar una "alternativa" al "deterioro" de la universidad y encaminarse a la "excelencia" académica con mejores titulaciones, rejuvenecer la plantilla de la UCM y desplegar apoyo económico a los más desfavorecidos.

Sobre el decreto '3+2', ha asegurado que no es un modelo "impuesto" sino que da a las universidades la potestad de decidir si aplican y cómo lo hacen en caso de optar por grados de tres años y dos de máster.

ANDRADAS VE PÉRDIDA DE SOLVENCIA Y QUIERE MÁS PARTICIPACIÓN

Mientras, Carlos Andradas ha asegurado que la Complutense "desgraciadamente no se asocia a la Complutense a solvencia y calidad" y entiende que la institución ha perdido "presencia en la esfera internacional", unido a una reducción en el número de alumnos de máster.

También ha avanzado que quiere aplicar un fondo de ayuda al alumnado con dificultades económicas dotado de un millón de euros, ha criticado que no se hayan renovado los estatutos a la LOU en su redacción de 2007, considera que se ha perdido personal y que ha faltado comunicación con los estudiantes. Por ello, quiere un modelo de universidad con más participación de toda la comunidad universitaria.

CALDUCH: LA UCM ESTÁ EN "CRISIS" Y MÁS COMPETENCIAS A LAS FACULTADES

Por su parte, Rafael Calduch sostiene que la UCM está en "crisis" y requiere un cambio de modelo. En este punto, aboga por realizar una consulta a la comunidad universitaria para decidir si adopta un modelo '3+1', '4+1' o una combinación de ambas "en lugar de imponer".

Ha subrayado que hay una deuda de 76 millones de euros que se tienen que devolver, a razón de 8 millones de euros al año hasta 2025. "Es una deuda no decidida por la comunidad universitaria pero que se paga con su esfuerzo", ha recalcado.

Entre sus propuesta, aboga por renegociar la deuda y lograr complementos de financiación utilizando su capacidad de investigación. Calduch apuesta también por transferir competencias del rector en favor de las facultades o de institutos de investigación y por crear unas becas de colaboración a alumnos que ayuden en servicios a la universidad con prestaciones a estudios o residencia de colegios mayores.

DÁMASO ALONSO VE ESENCIAL MEJORAR LA FINANCIACIÓN

El candidato Dámaso Alonso cree que la situación de la Complutense no es "ni negra ni catastrófica" pero no es la que quieren los miembros de la institución. "Tenemos un futuro prometedor si nos centramos en los estudiantes, en el personal de servicio y en el docente", ha añadido.

Sus propuestas pivotan en lograr una financiación diferente, generar consultas a la comunidad sobre cuestiones relevantes y acometer una reducción de tasas para evitar que haya alumnos que queden "excluidos" de la universidad.

Sobre las dificultades económicas de la Complutense, Morán ha señalado que los responsables son los anteriores equipos rectorales y ha recordado que la universidad tiene transferidas las competencias de mantenimiento.

Mientras, Carrillo ha responsabilizado de las dificultades a los recortes de los Gobiernos central y autonómico junto a la gestión del anterior equipo rectoral mientras que Andradas ha aludido a la existencia de un déficit estructural de financiación en la UCM que se ha ido reconociendo en diversos procesos judiciales.