Carabanchel recuerda a Camacho y Samper y sus jerseys y magdalenas con más dignidad que señoritos que vuelven al pasado

Marcekino con la foto de la placa enviada al chat, por internet y tuit
EUROPA PRESS
Publicado 08/05/2019 19:31:25CET

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

Una placa del Ayuntamiento de Madrid en el número 25 de la calle Manuel Lamela, esquina con Alegría, recuerda desde este miércoles a uno de los fundadores de CC.OO., el histórico sindicalista Marcelino Camacho, y a su compañera y una de las primeras feministas del país, Josefina Samper, quienes, con los jerseys que él siempre llevaba y con las magdalenas que ella ofrecía a las visitas, demostraron "más dignidad siempre que todos los señoritos que quieren volver al pasado".

"Los jerseys de Marcelino tienen más dignidad que toda la derecha corrupta. Las magdalenas de Josefina tienen más dignidad que esos siniestros partidos" que quieren volver a décadas atrás, ha espetado el secretario general del PCM, Álvaro Aguilera. "Ni un paso atrás en los derechos conquistados", ha rematado la concejala-presidenta de Carabanchel, Esther Gómez.

Marcelino Camacho y Josefina Samper vivieron en esta casa Carabanchel durante casi 50 años. En su fachada desde hoy una placa recuerda a dos de sus más ilustres vecinos. 'Aquí vivieron Marcelino y Josefina, militantes comunistas, fundadores de las CC.OO. y luchadores por la libertad y la justicia social', se puede leer en la placa.

La propuesta fue presentada por Ahora Madrid en el Pleno de distrito, presidido por Esther Gómez. Salió adelante por unanimidad. La calle Manuel Lamela está a escasos metros del Paseo Marcelino Camacho, antiguo Muñoz Grandes, en homenaje al histórico sindicalista de CO.OO. y vecino del barrio.

Decenas de vecinos y antiguos amigos y conocidos de la pareja formada por Camacho y Samper se han dado cita en el homenaje, al que no han faltado sus dos hijos, Yenia y Marcel. Tampoco el secretario general del PCE, Enrique Santiago; el secretario general de CC.OO. Madrid, Jaime Cedrún; el candidato de IU Madrid en Pie Municipalista, Carlos Sánchez Mato; el concejal socialista Ramón Silva; la portavoz de IU Madrid, Sol Sánchez; la concejala de Ahora Madrid Yolanda Rodríguez (IU)...

Esther Gómez ha destacado que el de hoy es un día "de honor y de justicia" al homenajearse "a dos grandes vecinos precisamente cuando Josefina Samper cumpliría 92 años. La placa se ha instalado justamente encima de la panadería donde ella compraba las magdalenas con las que invitaba a sus visitas. La edil se ha comprometido a seguir trabajando junto con el resto del Gobierno municipal para "recuperar la memoria histórica y honrar a las personas que trajeron la democracia y derechos".

Yenia, la hija de Marcelino Camacho y Josefina Samper, ha planteado que el siguiente reto pasa por homenajear a todos aquellos vecinos anónimos que, como su padre y su madre, lucharon por la democracia. El secretario general de CC.OO. Madrid, Jaime Cedrún, ha puesto en valor la figura de Josefina, "siempre al lado de Marcelino, nunca delante o detrás", una de las primeras impulsoras del movimiento de mujeres y de la lucha por la igualdad.

De ambos ha destacado que fueron refugiados, con lo que ha mandado un mensaje a Europa, que "permite la vergüenza de que el Mediterráneo siga siendo un cementerio de trabajadores". Esther Gómez ha pasado el micrófono a los vecinos concentrados. Una de ellas ha tomado la palabra para decir que Camacho y Samper fueron "unos vecinos maravillosos, muy buenas personas y él el mejor sindicalista de la historia".

LA LLEGADA A CARABANCHEL

Camacho, Samper y sus dos hijos regresaron del exilio en 1957 y se instalaron en Carabanchel. Ella misma contaba que eligió ese barrio por su proximidad a la cárcel.

Tras varias entradas y salidas de prisión en años posteriores, Marcelino Camacho fue procesado en el llamado 'Proceso 1001', en 1973, por el que toda la dirección de CC.OO. fue condenada a prisión. Su pena fue de 20 años. En 1975 los condenados fueron indultados.

Hace ahora un año, el 11 de mayo, Marcelino Camacho daba nombre a una de las principales arterias de Carabanchel, a escasos metros del que fuera su domicilio. Cientos de personas se dieron cita en el paseo hasta el momento dedicado al general franquista responsable de la División Azul, Agustín Muñoz Grandes.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, acompañó a los hijos de Camacho y Josefina Samper, Marcel y Yenia. Con la voz rota durante toda su intervención, Carmena se declaró "extremadamente orgullosa y emocionada" de que por fin hubiera llegado el día en el que la ciudad honraba a quien fuera un "madrileño único", aplaudido por "tantos obreros, intelectuales y gente de bien".

Contador