Carabante, Gonzalo y Rollán comparecerán en la Asamblea para la última sesión de la comisión sobre el amianto en Metro

Rosalía Gonzalo en las instalaciones de Metro de Madrid
COMUNIDAD DE MADRID - Archivo
Publicado 13/12/2018 18:21:46CET

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado de Metro, Borja Carabante, y la consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo, están llamados este viernes a comparecer en la última sesión de comisión de investigación sobre la presencia de amianto en el suburbano de la Asamblea de Madrid.

Junto a ellos, también se ha pedido la comparecencia del actual vicepresidente de la Comunidad de Madrid y exconsejero de Transportes regional, Pedro Rollán, y José Martín García como responsable del Área de Prevención y Salud Laboral de Metro de Madrid.

Todos ellos deberán informar sobre los estudios, mediciones y medidas formativas y de prevención aplicadas por la compañía ante la presencia de amianto en las instalaciones de Metro de Madrid llevadas a cabo en 2003.

Los grupos parlamentarios de Ciudadanos, Podemos y PSOE han cursado estas peticiones de comparecencia y con la referencia temporal de 2003 aluden al polémico informe del Área de Prevención de Riesgos Laborales emitido ese año donde se hacía referencia a la presencia de asbesto en multitud de trenes y estaciones.

No obstante y durante las sesiones que se han celebrado en la comisión, diversos cargos y excargos de la compañía (como los exconsejeros Juan Bravo e Ignacio González Velayos) aseguraron que desconocían la existencia de ese documento y que no fueron informados del mismo durante su etapa en la compañía.

Dos trabajadores de Metro de Madrid han fallecido a causa de asbestosis por exposición a fibras de amianto durante su etapa en la compañía y otros dos tienen reconocida la enfermedad profesional reconocida por dicha exposición.

Uno de ellos, el empleado de mantenimiento de escaleras Santos González Roldán explicó que tiene diagnosticada esta enfermedad desde el año 2016 pero que la compañía no se la reconoció hasta el presente año, para incidir en que se sentía "maltratado" por Metro de Madrid.

Al conocerse el primer caso de trabajador con enfermedad profesional reconocida por amianto, Inspección de Trabajo propuso una sanción de 191.000 euros contra Metro de Madrid al entender que no había adoptado medidas suficientes para evitar la exposición a este material. También remitió este caso a la Fiscalía para que determinara si este hecho pudiera constituir algún tipo de infracción penal.

Esta propuesta de sanción forma parte de las cuatro actas de infracción de la normativa de prevención de riesgos laborales abiertas contra el suburbano, que se unen a la treintena de requerimientos trasladados a la compañía por este asunto.

PLAN DE DESAMIANTADO DE METRO

Metro, por su parte, ha desplegado un plan de desamiantado dotado con 140 millones de euros que se desplegará hasta el año 2025. Antes de que concluya el año que viene su previsión es retirar el asbesto en todo su material móvil.

Fuentes del suburbano explicaron a finales de noviembre que, a través de este plan, ya se ha retirado amianto en estaciones como la de Suanzes, Canillejas, Torre Arias, el depósito de Cuatro Caminos, o el depósito de Ventas, entre otros, además de Gran Vía, Príncipe de Vergara y Pavones.

En los trenes, ya se eliminó amianto en los cofres del modelo 5000 4ª, en las placas de resistencias de esos coches, en las placas de resistencias de los coches 5000 2ª o en la junta neumática 5000, entre otras acciones.

Además, Metro realiza mediciones ambientales tanto en trenes como en estaciones para descartar la presencia de fibras de amianto en la red, cuya inhalación sería peligrosa. Todos los resultados han dado negativo.

En concreto, ya se han realizado 85 muestras ambientales en trenes y así como en todas las estaciones cuya bóveda de andén es de fibrocemento (en concreto, 36 de las 301 existentes).

900 RECONOCIMIENTOS MÉDICOS REALIZADOS

Paralelamente, antes de que acabe el año se habrán realizado los reconocimientos a los 1.000 trabajadores de la plantilla que están siendo objeto de la vigilancia específica de la salud. Todos los exámenes realizados hasta finales de noviembre (casi 900) dieron negativo. Estos reconocimientos serán anuales, es decir, en 2019 se repetirán y continuarán haciéndose a lo largo del tiempo.

El Comité de Empresa de Metro de Madrid también convoca para este viernes una concentración frente a la Asamblea de Madrid y unos paros de cuatro horas con motivo de la última sesión de la comisión de investigación por la presencia de amianto en el suburbano.