Actualizado 25/10/2019 11:07 CET

Las Casas del Pueblo socialistas sufren un rosario de ataques acusándoles de ser "profanadores de tumbas" y "traidores"

Ataque vandálico a la Casa del Pueblo socialista en el distrito de Tetuán.
Ataque vandálico a la Casa del Pueblo socialista en el distrito de Tetuán. - GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA

Los socialistas buscarán que la Corporación condene también las manifestaciones de los políticos que llamen a la intolerancia y al radicalismo

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las Casas del Pueblo socialistas de la capital vienen sufriendo un rosario de ataques vandálicos con pintadas en las que les acusan de ser "profanadores de tumbas", "traidores" o llamando "asesino" al fundador del PSOE, Pablo Iglesias, en un busto vandalizado además con pegatinas en la que aparece una imagen del dictador Francisco Franco.

Los socialistas buscarán una condena de la Corporación en el Pleno de la próxima semana, además de un posicionamiento conjunto contra las manifestaciones de aquellos representantes políticos que llamen a la intolerancia y al radicalismo.

En el fondo de los ataques se encuentra la exhumación del dictador, una acción promovida "por el gobierno socialista del presidente en funciones, Pedro Sánchez, para resolver una anomalía democrática que venía durando ya demasiados años", indica la proposición del Grupo Municipal, a la que ha tenido acceso Europa Press.

"Tener en un mausoleo del Estado a un dictador, con su consiguiente enaltecimiento, no es propio de un país avanzado y que se quiera llamar democrático, constitucional y europeo. Pero su definitiva solución no ha sido exclusivamente una decisión de un Consejo de Ministros socialista. Esta decisión vino amparada por una votación en el Congreso de los Diputados, apoyada por todos los grupos políticos excepto por el Partido Popular y Ciudadanos, que se abstuvieron, y por una sentencia del Tribunal Supremo que por unanimidad así lo ratifica", indica el texto.

DECLARACIONES DE ORTEGA SMITH Y AYUSO

El Grupo Municipal abordará además las "poco afortunadas" declaraciones vertidas por representantes de diferentes fuerzas políticas desde que el pasado 11 de octubre el Supremo se pronunciara sobre el último escollo para la exhumación del dictador.

Los socialistas se refieren en concreto a declaraciones como "las trece rosas fueron unas violadoras", pronunciada por el portavoz de Vox en el Ayuntamiento, diputado y secretario general de la formación, Javier Ortega Smith, o "¿qué será lo próximo, ver arder iglesias?", lanzada por la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso.

Estas declaraciones, como recoge la proposición, "muestran el desconocimiento de la Historia y una falta de respeto a la democracia y a las instituciones que la representan", además de "incitar al odio". "Odio a la democracia, a los procesos legales, al Estado de derecho y a la dignidad de la ciudadanía en su conjunto", apostillan.

Los socialistas apuntan que la "intolerancia de ciertos grupos y la falta de respeto a los diferentes poderes del Estado" han provocado "radicalismos entre sus correligionarios, hasta el punto de cometer delitos contra las Casas del Pueblo". Mientras que se suceden los actos vandálicos contra sus sedes, los socialistas hacen bandera de "democracia, tolerancia, dignidad y memoria".

El Grupo Municipal Socialista buscará apoyo para una proposición de condena a "los ataques provocados por la intolerancia y el radicalismo a las diferentes Casas del Pueblo del PSOE en la ciudad de Madrid, en la Comunidad de Madrid y en toda España".

Igualmente buscarán el consenso para "condenar los ataques a los principios básicos de la democracia recogidos en la Constitución Española exigiendo también el respeto a su artículo 118", esto es, el que establece la obligatoriedad de "cumplir las sentencias y demás resoluciones firmes de los jueces y tribunales, así como prestar la colaboración requerida por éstos en el curso del proceso y en la ejecución de lo resuelto".

Además plantearán el apoyo conjunto a la "condena de las manifestaciones de los representantes políticos que llamen a la intolerancia y al radicalismo" y que el acuerdo se traslade a todos los grupos parlamentarios de la Asamblea de Madrid.

Para leer más