El colegio Isabel La Católica será rehabilitado para mejorar sus instalaciones y su eficiencia energética

Actualizado 25/04/2010 14:45:37 CET

Los alumnos son trasladados al IES San Mateo mientras duren las obras, que tienen un plazo de ejecución de un año

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid ha iniciado ya las obras de rehabilitación del colegio Isabel La Católica, ubicado en la plaza de Barceló, en el distrito Centro, con el objetivo de mejorar sus instalaciones y aumentar su eficiencia energética.

Según explicó el concejal-presidente del distrito, Enrique Núñez, a Europa Press, las obras comenzaron en diciembre de 2009 y su periodo de ejecución es de aproximadamente un año, por lo que antes de que acabe este ejercicio deberían estar concluidas.

En total, se invertirá 1,1 millones de euros procedentes de las arcas municipales en este proyecto, en el marco de un convenio suscrito entre Consistorio y Comunidad de Madrid para rehabilitar colegios e institutos de la ciudad, y para el que cada administración aportó 10 millones de euros.

Los trabajos incluyen la reforma de la fachada exterior del edificio, el cambio de la cubierta y la rehabilitación de todo el interior, desde el cambio de las ventanas de casi todas las aulas por otras más modernas que eviten la pérdida de calor, hasta la renovación de la tarima, las tuberías y el sistema eléctrico. Además, "se adaptará todo el edificio a las nuevas exigencias de sistemas de emergencias y detección de incendios", apostilló el edil.

Fuentes de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid explicaron a Europa Press que, mientras duren las obras, los alumnos del centro se pasarán a las instalaciones del colegio San Mateo, ubicado muy cerca del Isabel La Católica, donde hasta ahora estaban los estudiantes del IES Santamarca, del distrito Chamartín.

Precisamente, la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, inauguró el pasado miércoles el nuevo instituto Santamarca, que ofrece el doble de plazas que el antiguo, un total de 860, e impartirá el Bachillerato de Artes Escénicas, música y danza. Sus alumnos abandonaron las aulas del San Mateo antes de Semana Santa para dejar paso a los siguientes.

Y es que el San Mateo es uno de los centros que tiene la Consejería de Educación de "comodín" para los alumnos afectados por centros en obras. Se hizo más popular porque en un principio se pensó que fuese el que acogiera el colegio catalán que la Comunidad de Madrid planteó hace dos cursos.

Así, aunque las obras del Isabel La Católica debían haber comenzado a la par que los trabajos de construcción del nuevo mercado municipal de Barceló, finalmente hubieron de ser retrasadas hasta Semana Santa, cuando los chavales del Santamarca dejaron el San Mateo y se pudo trasladar a este inmueble a los estudiantes del Isabel La Católica.

De hecho, las obras del nuevo mercado de Barceló hacían recomendable el traslado para poder proceder con las labores de pilotaje de la nueva estructura, que comenzó hace tres semanas según confirmó a Europa Press el director general de Proyectos Singulares del Ayuntamiento de Madrid, Javier Hernández.

Estos trabajos suponen la construcción de las que serán las paredes de separación de la estructura del parking subterráneo. El ruido, el polvo y la seguridad aconsejaban dar traslado a los chicos, pese a que "la excavación y el pilotaje se están haciendo con cuidado para evitar afecciones al resto de edificios", según el mismo responsable municipal.