El Comité de Empresa del Gregorio Marañón pide la dimisión del gerente tras el caso de los contagios de hepatitis C

Hospital Gregorio Marañón
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 13/11/2018 13:26:54CET

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Comité de Empresa del Hospital Gregorio Marañón ha solicitado la dimisión del gerente del centro, Joseba Barroeta, por la gestión del caso de los contagios de hepatitis C en cinco pacientes y entender que no se convocó al comité de seguridad y salud del centro "pese a tener conocimiento de los hechos".

Así lo indica el Comité en un comunicado para recriminar que la noticia sobre el contagio se hizo pública "tras haber pedido una reunión por la representación sindical, que no había recibido información alguna por parte de la dirección".

También relata que se pide su cese por no haber convocado al Comité de Seguridad y Salud "pese a tener conocimiento de los hechos" y por haber hecho pública la situación "con la única finalidad de adelantarse a la denuncia del Comité de Empresa". También reprocha al gerente su actitud "habitual de ignorar a la representación de los trabajadores del hospital".

Fuentes del Comité de Empresa han señalado a Europa Press que la representación de los trabajadores pidió el mismo jueves una reunión con la dirección tras conocer la posibilidad de los contagios en el centro, encuentro que finalmente se produce esa jornada tras la insistencia de las organizaciones sindicales.

Las mismas fuentes relatan que en ese encuentro se transmitió a la Gerencia que la Ley de Prevención de Riesgos Laborales exige que los delegados de este órgano deben ser informados de estos casos, algo que no sucedió pese a que se reconoció el caso de contagio que luego fue comunicado en la tarde del jueves. Actualmente se sigue en el hospital con vigilancia a trabajadores para descartar que no ha habido contagio de la enfermedad entre la plantilla.

CINCO PACIENTES AFECTADOS

El pasado jueves el centro informó de que cinco pacientes habían contraído la enfermedad tras someterse a un TAC por contraste el pasado 11 de mayo y que abría una investigación al respecto para esclarecer la causa del contagio.

El hospital subrayó que todos los pacientes han sido informados de los hechos y fueron diagnosticados "adecuadamente" y se iniciaron el tratamiento con los "últimos" fármacos antivirales, que tienen una eficación de eliminación del virus en el 98 por ciento de los casos.

Asimismo, desde el Servicio Madrileño de Salud se les informó de sus derechos a gestionar una reclamación patrimonial, dado que han contraído la enfermedad en las instalaciones del hospital.

El Hospital garantizó ayer a la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C que no hay más casos de posibles contagios de la enfermedad en el centro tras constatarse que cinco personas se infectaron tras realizarse un TAC por contraste el 11 de mayo, asumió su responsabilidad por lo ocurrido y enfatizó que se revisarán y potenciarán los protocolos de seguridad.

Así lo indicó la plataforma tras reunirse con responsables del hospital y miembros del equipo médico del Gregorio Marañón tras conocerse que el 11 de mayo contrajeron la enfermedad y que están siendo tratados con fármacos antivirales de última generación.

Los responsables del centro señalaron en esa reunión que se siguen investigando las causas del contagio y que aún no se dispone de una conclusión concreta sobre las circunstancias del contagio. Se confirmó que todos los casos tienen un nexo común, como ya adelantó el centro, y que fue el realizarse un TAC con contraste en el turno de tarde de ese día.

También se informó que el personal que atendió el servicio de TAC por contraste durante ese franja horaria el pasado 11 de mayo eran una enfermera y una técnica mientras que el equipo para la prueba es estándar, al ser un inyector con vías individuales.

Contador