La Comunidad crea una mesa de trabajo con Interior y Marruecos para estudiar la situación de sus menores no acompañados

La Comunidad dice que la situación en el Centro de Hortaleza "no es alarmante" y
Europa Press - Europa Press - Archivo
Publicado 14/03/2019 14:59:24CET

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha creado con el Ministerio de Interior y Marruecos una mesa de trabajo para abordar la situación de los menores extranjeros no acompañados (MENAS) que llegan a la región procedentes de este país africano.

Fuentes del Ejecutivo madrileño han señalado a Europa Press que, como adelanta El País, el pasado 26 de febrero tuvo lugar una reunión interna solicitada desde la propia Embajada de Marruecos en Madrid con el Ministerio de Interior y la Comunidad.

El objetivo era pedir información sobre la situación de los menas marroquíes que están llegando a Madrid y que se quedan en los centros de primera acogida gestionados por la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS), como el de Hortaleza.

En dicho encuentro, se acordó crear una mesa de trabajo para seguir hablando de la situación de estos menores. Fuentes del departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska, han señalado, por su parte, que desde el pasado mes de octubre se han realizado varias reuniones, coincidiendo con la visita del ministro de Interior marroquí, Abdelouafi Laftit.

El objetivo de estos encuentros es analizar la situación de los menores cuando llegan a Madrid, y, según las mismas fuentes, se está hablando sobre la posibilidad de que los menores vuelvan a su país de origen con sus familias en una serie de supuestos, pero no de una repatriación en términos generales.

Esto es, la idea que están estudiando las partes y que todavía no está cerrada, es ir viendo caso por caso, con el informe de la Fiscalía de Menores sobre la mesa, y valorar, si el mena tiene una familia con la que poder volver a Marruecos o si no ha conseguido estar integrado en España.

Muchos de los menores extranjeros no acompañados que han llegado a la región en las últimos meses se han instalado en el centro de Hortaleza, cuyos trabajadores alertan del hacinamiento y de los conflictos que se están registrando, con casos incluso de acoso sexual, por la situación de saturación.

Ayer, varios de los trabajadores se concentraron frente a la Agencia Madrileña de Atención Social, junto con el sindicato CSIF para denunciar la situación en la que se encuentran estos menores que han tachado de "caótica" y "digna de la posguerra". En declaraciones a los periodistas, una de las trabajadoras de este centro, Ana Pérez, aseguraba que este espacio "tiene capacidad para 35 personas" y ayer por la noche se situaba la cifra en "109 menores".

Desde la Comunidad de Madrid han asegurado que la situación del Centro de Primera Acogida de Hortaleza "no es alarmante", dado que solo hay una "sobreocupación" de 17 menores extranjeros no acompañados, que serán derivados a otros recursos en los próximos días, y no le consta denuncias formales sobre la situación que algunos trabajadores alertan.

Fuentes de Políticas Sociales y Familia han aseverado que la Comunidad de Madrid está cumpliendo el acuerdo suscrito con organizaciones con representación en este asunto, que son CCOO, UGT y CSIT.

Asimismo, han hecho hincapié en que el traslado desde Hortaleza a otros equipamientos que recientemente se han habilitado se está haciendo de una manera programada y coordinada por los técnicos de la Dirección de Familia y Menor y de la Agencia Madrileña de Atención Social.

Contador