La Comunidad de Madrid alertó sobre 129 productos que incumplían la normativa de seguridad en 2014

Publicado 07/02/2015 10:54:39CET

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid alertó en 2014 sobre 129 productos que incumplían la normativa de seguridad, siguiendo la línea de actuación del año anterior, la mayoría de ellas referidas a riesgos graves.

Concretamente, el 84 por ciento de las alertas emitidas por la Comunidad de Madrid en 2014 se refirieron a riesgos graves (asfixia, choque eléctrico), y el 10 por ciento a riesgos no graves, con menor probabilidad de producir accidentes (calentamiento, lesiones leves, etc.)

Entre las alertas notificadas, el 27,13 por ciento afectó a vehículos y accesorios, seguido por las referidas a vestimenta infantil (12,4%), material eléctrico (9,3%) y juguetes (9,3%). Con porcentajes menores se emitieron alertas sobre productos como bicicletas y accesorios, bricolaje y herramientas, artículos de ocio y deporte y vestimenta de adultos.

El 22 por ciento de las 608 alertas emitidas por todas las comunidades autónomas durante 2014 fueron notificadas por Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid, lo que la convierte en la más activa de las comunidades autónomas españolas, según recalca el Gobierno regional en un comunicado.

Recalca a su vez que a nivel europeo es una de las regiones "más diligentes" en materia de Consumo y "más comprometidas" con el control de la seguridad de los productos.

La colaboración de 30 ayuntamientos con la Dirección General de Consumo ha permitido la visita a 1.065 establecimientos y la retirada de 2.836 unidades, de las que el 78,5 por ciento fueros devueltas a origen y el 21,4% destruidas.

Según su procedencia, destacan las alertas notificadas por empresas productoras y distribuidoras, casi la mitad del total, que informar a la Administración y poner en marcha las medidas para evitar los riesgos para la seguridad de los consumidores. Le siguen las alertas procedentes de las campañas realizadas por la Dirección General de Consumo (29%) y los ayuntamientos (17%).

El sistema de red de alerta sobre productos inseguros o peligrosos tiene como objetivo el intercambio rápido de información entre las autoridades encargadas del control del mercado y se garantiza gracias a las inspecciones que efectúa la Administración y por las comunicaciones que realizan los productores y distribuidores, obligados por el RD 1801/2003 (deber general de seguridad) a notificar a Consumo los fallos que detectan en sus artículos y a subsanarlos.

En algunas ocasiones, las alertas también se generan a partir de las denuncias de los propios consumidores, según destalla el Ejecutivo autonómico.

220.000 PRODUCTOS RETIRADOS O DESTRUIDOS

En 2014, el número total de unidades retiradas del mercado por la Comunidad de Madrid ascendió a 222.948, lo que supone el 42,12 por ciento del total nacional, de las cuales 197.574 (89%) fueron destruidas y 25.374 (11%) fueron devueltas a origen.

Una cuarta parte de estos productos correspondió a juguetes (56.410), el 8,5 por ciento a pequeños electrodomésticos (18.893) y el 5 por ciento a material eléctrico (11.263).

Entre los riesgos más frecuentes, destacan el de accidente de tráfico (en vehículos), choque eléctrico, lesiones y asfixia, así como riesgos de quemaduras y estrangulamiento.

El Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid, disponible en 'www.madrid.org', permite a cualquier ciudadano o empresa comunicar a la administración la existencia de un producto inseguro para que se tomen las medidas necesarias. A lo largo de 2014 se han publicado 470 alertas.