La Comunidad de Madrid ultima un plan de vacunación para adultos que "no tengan constancia" de estar bien inmunizados

Actualizado 14/01/2007 12:24:23 CET

Salud Pública reconoce la reaparición de enfermedades ya controladas pero descarta "medidas excepcionales"

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid está ultimando un programa de vacunación destinado a "la población adulta que no tenga constancia cierta de estar correctamente" inmunizada, según avanzó a Europa Press el director general de Salud Pública y Alimentación, Agustín Rivero.

Esta actuación supone "un paso más" en la estrategia de inmunización integral de la población y se debe a que, mientras la tasa de cobertura de vacunación infantil es muy alta, puede ocurrir que "con el tiempo se pierda" capacidad de respuesta inmunológica frente a, por ejemplo, el tétanos y la difteria, lo que hace necesario "dirigir los esfuerzos" ahora a los adultos.

Al margen de esta iniciativa, Rivero reconoció que, en los últimos años, están volviendo a circular en la región virus cuya presencia autóctona "estaba casi controlada", algo que se ve "favorecido" sobre todo por "la globalización y el incremento en el tráfico de personas, los viajes internacionales y la llegada, en apenas cuatro años, de más de 800.000 personas procedentes de otros países".

Advirtió que esta situación "ha llevado a que ciertos grupos de personas, más vulnerables, estén padeciendo enfermedades que eran ya poco frecuentes", como es el caso del sarampión, la rubéola y, recientemente, la parotiditis (paperas), de la que a finales de diciembre de 2006 se registró un brote en una editorial situada en el distrito de Arganzuela de Madrid capital que afectó a una veintena de personas.

No obstante, Rivero aseguró que, en Madrid, la situación epidemiológica actual "no aconseja ninguna medida excepcional", si bien su departamento "está alerta a la evolución y actúa de inmediato ante la aparición de algún brote" como el de paperas antes citado.

El titular del departamento autonómico explicó que, en todo caso, los brotes de enfermedades transmisibles, especialmente las víricas, como son la gripe, la rubéola, el sarampión o la parotiditis (paperas), se producen "todos los años y en todos los países", no sólo en España.

ALTA COBERTURA DE LA VACUNACIÓN INFANTIL

Además, subrayó que las vacunas son "altamente eficaces para prevenir estas enfermedades" y que la cobertura de vacunación de la población madrileña infantil es "muy alta, por encima, del 95 por ciento".

Rivero apuntó que, de hecho, "la casi totalidad de los niños nacidos en Madrid tienen completado su calendario de vacunas, pero en general las vacunas de las llamadas enfermedades exantemáticas de la infancia no se administran hasta los 15 meses, con dosis de recuerdo a los 4 años".

En el caso concreto de las paperas, incidió en que "ciertos grupos de adultos jóvenes (los nacidos después del año 1975) solo recibían una dosis de paperas", mientras que "años más tarde la evidencia científica demostró que se necesitaban dos dosis para una completa inmunización", lo que explica que "en varias Comunidades de España (Baleares, Extremadura, La Rioja, Navarra, Madrid, Cataluña) se estén dando algunos brotes de estas enfermedades".

Para el director general de Salud Pública, esta situación, que también ocurre en Inglaterra, Grecia o Alemania, "justifica que, en algunos casos concretos, las autoridades de Salud Pública pongan en marcha campañas específicas, como la que realizó la Comunidad de Madrid el año pasado frente a la rubéola destinada a mujeres en edad fértil (15-49 años), o las recientes campañas iniciadas por Navarra o Cataluña".