La Comunidad no se reunirá más con Ayuntamiento para abordar Madrid Central si no le envía los estudios del proyecto

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, con Fiscalía
COMUNIDAD DE MADRID
Actualizado 05/11/2018 14:56:01 CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

 La Comunidad de Madrid no se reunirá más con el Ayuntamiento de la capital para abordar Madrid Central hasta que no reciban los estudios del proyecto, pese a que ambas administraciones acordaron la creación de una comisión técnica para evaluar el impacto y definir los refuerzos de transporte a desplegar con las restricciones al tráfico privado.

"No nos vamos a dejar tomar el pelo. Nosotros no vamos a hacer ninguna reunión para blanquear al Ayuntamiento de Madrid. Si no tienen los estudios lo que tienen hacer es decirlo, explicárselo a los ciudadanos y paralizar el proyecto", ha sostenido el presidente regional, Ángel Garrido, en declaraciones a los medios de comunicación, en la Real Casa de Correos.

Así, el dirigente madrileño ha exigido que les remitan documentación de dos tipos: la previa que ha determinado que el proyecto es el único viable para dar solución a la movilidad y al medio ambiente en Madrid y la de qué acciones habría que llevar a cabo. Y es que, según ha asegurado Garrido, por respuesta solo han recibido "un link que no hacía más que referencia al decreto".

Además, ha insistido en que si no se paraliza "en un plazo razonable" acudirán a los tribunales todo ello antes de la fecha límite, que es la entrada en vigor de Madrid Central, el 30 de noviembre. Al presidente, le gustaría que el recurso se interpusiera unos días antes para que pudiera ser estudiado.

A su parecer, la mejor forma de solucionar un conflicto es mediante el "diálogo y el consenso" y por ello ha propuesto al Consistorio la paralización del proyecto. "Todos queremos mejorar el medio ambiente de Madrid y la salud pública pero es que así se está empeorando. Hay más atascos y por tanto más contaminación", ha indicado.

 

"ASUNTO CRUCIAL", DICE ROLLÁN

 

Por su parte, el vicepresidente de la Comunidad, Pedro Rollán, se ha reunido esta misma mañana con la Plataforma Afectados por Madrid Central, en la sede de su Consejería. "No se trata de un asunto menor, sino de un asunto crucial. Reiteramos la inmediata paralización al equipo de Manuela Carmena del proyecto por la improvisación y por lo chapuceros que están siendo", ha comenzando su intervención.

 

En este sentido, ha criticado que este mismo lunes se haya conocido, mediante una información del diario 'El Mundo', que el Consistorio se ha basado en un informe del Consorcio Regional de Transportes del año 2004 para diseñar el refuerzo del proyecto. "¡Anda que no ha cambiado la movilidad hasta la presente fecha!", ha trasladado Rollán.

 

El también consejero de Presidencia ha ironizado con que el Ejecutivo autonómico esperaba que la documentación del proyecto en papel se las trasladase, como mínimo, "un señor del Ayuntamiento con un palé y un metro cúbico de informes".

 

Para el vicepresidente, el Ayuntamiento está adoptando "una serie de medidas unilaterales que solo podrán beneficiar a unos pocos". En este punto, ha hecho hincapié en que en el distrito Centro, en el que se pondrá en marcha Madrid Central, Ahora Madrid recibió el 48 por ciento del apoyo. "Esta tomando medidas muy drásticas solo pensado en sus electores", ha subrayado.

 

A su parecer, se están poniendo peligro cuestiones tan importantes como "el suministro, el abastecimiento, la vida del barrio". "No hay nada más triste y más penoso que un barrio sin comercios, sin escaparates iluminados, sin actividad... Este puede ser sin lugar a dudas el mayor proyecto de gentrificación de la historia de Europa", ha remarcado. Una situación de la que el Gobierno regional no quiere ser "ni cómplice, ni espectadores".

 

Por su parte, uno de los portavoces de la Plataforma y también presidente de la Asociación de Hosteleros de la Plaza Mayor, José Antonio Aparicio, ha trasmitido su "preocupación" por el proyecto. "Intentamos que sea adecuado, acorde al consenso y no una mera imposición", ha desgranado.

 

Y es que, entienden que Madrid Central se ha llevado a cabo "de manera improvisada". A su juicio, en línea con lo expresado por la Comunidad, una medida que restringe la movilidad en un ámbito de 450 hectáreas se debe abordar con los estudios pertinentes y los dispositivos tecnológicos que deberían facilitar el acceso de cualquier ciudadano a la capital deberían estar disponibles desde el primer día de su implantación.

 

Asimismo, ha avanzado que la semana que viene realizan una asamblea informativa entre los asociaciones para intercambiar los puntos de vista y a partir de ahí establecer un calendario de comunicación a la sociedad. También ha avanzado que se reunirán con el Defensor del Pueblo.