Publicado 25/06/2021 12:17CET

La Comunidad pide responsabilidad en exteriores y recuerda que se ha "flexibilizado" y no "eliminado" la mascarilla

El viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero
El viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero - Isabel Infantes - Europa Press

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha pedido prudencia ante el fin de la obligatoriedad de la mascarilla en exteriores desde este fin de semana y ha recordado que se ha "flexibilizado" su uso y no "eliminado".

Así lo ha expuesto el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, en la rueda de prensa de análisis de situación epidemiológica de este viernes.

En ella, ha recordado que se puede quitar en exteriores siempre que se pueda mantener la distancia interpersonal de metro y medio, pero que continúa siendo obligatoria en comercios, interiores y transporte público.

"La mascarilla sigue, pero se ha flexibilizado su uso. Insistimos en la ventilación, la distancia y la higiene de manos. El camino ha sido muy duro y sigue habiendo cientos de personas ingresadas en la región", ha proseguido Zapatero.

Al hilo, ha advertido de que aunque la transmisión en exteriores es "menor" puede haber "situaciones preocupantes" si no se mantienen las medidas.

"Hay que ser muy cautos, hay que mandar un mensaje de cautela y responsabilidad", ha añadido el viceconsejero, quien ha deslizado que el Gobierno central "hace dos semanas" quería cerrar la Hostelería y ahora quita la mascarilla.

También ha puesto el foco en la presencia de la variante delta --antes conocida como cepa india-- que puede multiplicar los casos --aunque no se prevé que aumente hospitalizados o muertes--, por lo que ha apuntado que no cree que se esté en un punto como para "llenar los estadios de fútbol". Este jueves el Ministerio de Sanidad abrió la puerta a la vuelta de público a estos espacios, medida que deberán adoptar las autonomías.