Actualizado 04/08/2009 20:48 CET

La Comunidad reclama el traspaso de las competencias de contratación de personal a las autonomías

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El viceconsejero de Justicia, Alfonso Cuenca, reiteró hoy la petición de la Comunidad de Madrid de que les sean traspasadas a las autonomías las competencias en cuanto a la contratación del personal al servicio de la Administración de Justicia.

Así lo solicitó Cuenca durante su participación en una mesa redonda, organizada por la Asociación profesional de la Magistratura, sobre la 'Reforma de la Justicia' durante los Cursos de Verano de El Escorial. El viceconsejero justificó esta petición con el ejemplo de la región madrileña, donde, en la actualidad, la Administración de Justicia regional cuenta con un 35 por ciento de funcionarios interinos.

Según el viceconsejero de Justicia, la mejora de los medios personales está directamente unida a un incremento de la capacidad de gestión de las comunidades autónomas en esta materia, por ejemplo, en aquellas que como Madrid soportan el 85 por ciento del coste de funcionamiento de un juzgado.

Cuenca habló también de las dos experiencias piloto de oficinas judiciales que la Comunidad implantará a partir del 1 de enero próximo. La primera de ellas será, previo acuerdo con el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y el Consejo General del Poder Judicial, en la Audiencia Provincial. La segunda en los órganos judiciales de la periferia. Ambas tienen como finalidad conseguir un desarrollo exitoso y rápido de este instrumento que contribuirá a agilizar la Administración de Justicia.

Las medidas diseñadas desde la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior son consecuencia de que Madrid soporta más de un tercio de la carga procesal de toda España, presta servicio a más de seis millones de ciudadanos y engloba el ámbito territorial de mayor concentración demográfica y desarrollo económico del país.

En concreto, en 2008, la tasa de litigios refleja que el número de asuntos ingresados por cada 1.000 habitantes alcanzó la cifra de 229,1, la más alta de toda España y muy por encima de la media nacional, que se situó en 196.