Publicado 29/08/2022 09:42

La Comunidad reprocha a Alcalá que no convocara la Junta de Seguridad y pide una reunión con la Delegación

Archivo - El consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Asamblea de Madrid, Enrique López.
Archivo - El consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Asamblea de Madrid, Enrique López. - Carlos Luján - Europa Press - Archivo

Enrique López cree que el plan contra bandas juveniles debe exterderse a Alcalá e incluir a más efectivos

MADRID, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid cree que el Ayuntamiento de Alcalá de Henares tendría que haber convocado la Junta Local de Seguridad para evitar los graves alterados que se produjeron la noche del pasado sábado en las fiestas del municipio y pedirá a la Delegación de Gobierno información sobre el dispositivo desplegado en la zona para analizar si falló.

En una intervención en 'Telecinco', recogida por Europa Press, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Enrique López, ha aseverado que hay que analizar lo ocurrido y tomar medidas para que no vuelva a ocurrir.

Los incidentes en Alcalá se saldaron con cuatro agentes de la Policía Nacional heridos, un detenido por desórdenes públicos, coches policiales destrozados y contenedores quemados. La Policía investiga si detrás hay bandas juveniles y trabaja en la identificación de los responsables.

En primer lugar, López lamentado y condenado lo ocurrido, destacando que es "importante" apuntar que el alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez Palacios, debió convocar la Junta Local de Seguridad para que se pudiera analizar el dispositivo ante el riesgo que había de enfrentamientos entre bandas.

"No se convocó a pesar de que el PP pidió un refuerzo y no estaba suficientemente dimensionado. Hay que analizar si falló, teniendo en cuenta que se repitieron elementos del año pasado", ha resaltado el consejero madrileño.

REFLEXIÓN SOBRE LOS DELITOS DE DESÓRDENES PÚBLICOS

Así, ha querido lanzar un mensaje de seguridad a los madrileños pero también de responsabilidad, ya que a su juicio hay que analizar la dimensión del dispositivo y si hubo fallos. Por eso, pedirá a la Delegación de Gobierno información y una reunión para tratar el asunto.

Para López, lo sucedido tiene que abrir una reflexión de cara a modificar las penas por el delito de riña tumultuaria y por desórdenes públicos, así como abrir un debate sobre el control de la venta de armas especiales como machetes.

De igual modo, cree que el Plan de Actuación contra Bandas Juveniles tendría que extenderse a otros municipios como a Alcalá de Henares y se deberían incluir a más efectivos en el mismo para que esto no vuelva a ocurrir.