La Coordinadora 25S se querella contra Cifuentes por prohibir manifestaciones en la proclamación del Rey

Actualizado 30/09/2014 13:10:46 CET
Cristina Cifuentes, delegada del Gobierno en Madrid
Foto: EUROPA PRESS

Denuncia el despliegue policial entre el 11 y 19 de junio con identificaciones y cacheos a los que portaban banderas republicanas

   MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La Coordinadora 25S ha presentado este martes una querella criminal contra la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, el jefe superior de Policía de Madrid, Alfonso Fernández Díez, y el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, por "prohibir y disolver" manifestaciones de índole republicana entre el 11 y 19 de junio con la abdicación del anterior Rey y la proclamación de Felipe VI.

   En la querella, a la que tuvo acceso Europa Press, se detalla los delitos por los que quiere que se investigue a los querellados. Estos son delitos relativos al ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas; delitos contra los derechos individuales; delitos de detención ilegal; y delitos por "provocar a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones por motivos racistas".

   El documento judicial expone que los querellantes se han visto perjudicados y han sufrido directamente los efectos de los delitos que se han denunciado, "como personas y como integrantes de la Plataforma", en los días entre los que se produjo la abdicación de Don Juan Carlos y la proclamación como Rey de Felipe VI. Así, ha querido dejar claro que "su acción política es exclusivamente pacífica".

   También la querella alude a que la Dirección General de la Policía acordó, en base a un informe, "la prohibición de toda expresión pública, individual y colectiva de signo republicano o antimonárquico, especialmente en el centro de Madrid".

   Al respecto, critica que desde esas instancias se trate el Derecho de manifestación y de expresión de ideas antimonárquicas como "si se tratara de partidos de fútbol de alto riesgo, en los que se enfrentan dos aficiones".

   Tras presentar el escrito, la abogada Doris Benegas ha asegurado que esas medidas eran "antidemocráticas" y ha destacado que lo único que se pretendía era "un ejercicio democrático". Por ello, ha señalado que se tratan de unos hechos graves, dado que se produjeron en un contexto trascendental para el sistema político.

   "Esa discriminación a las ideas republicanas configuran un odio hacia los que no somos monárquicos. Lo único que se planteaba era eso. Un contexto en el que la ciudadanía se encontró con una represión absoluta en las calles. Eso no puede quedar impune", ha denunciado.

   Sobre el día 11 de junio, la querella recoge que se convocó una concentración en la Plaza de Neptuno, pero debido al "gran despliegue policial" se impidió a la ciudadanía llegar a la misma por medio de "identificaciones, cacheos, cierres de metro...". También habla del gran despliegue policial el día 19 de junio, fecha en la que se proclamó al nuevo Rey, y los días precedentes.

Para leer más