28 de marzo de 2020
 
Actualizado 06/06/2008 17:33:58 CET

Coslada.- Otra meretriz de Vicálvaro incrimina al 'segundo' de Ginés en la red de prostitución

Uno de los proxenetas se intenta suicidar en la prisión de Soto del Real

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Otra de las meretrices víctimas de los abusos de los agentes de 'El Bloque' incriminó hoy al 'segundo' de la trama corrupta, Carlos Martínez Gil, en la red rumana de prostitución investigada en el 'caso Coslada', certificando ante el juez Eduardo Cruz Torres que solía acudir al polígono de Vicálvaro "vestido de uniforme" y con el coche oficial de la Policía Local del municipio.

La 'mano derecha' de Ginés Jiménez, el oficial jefe del Cuerpo, se sometió esta mañana a una nueva rueda de reconocimiento, junto con Adrián J.P., Antonio José C.A. y dos de los proxenetas, Catalin y Iount, que controlaban a las prostitutas que ejercían en este distrito madrileño. El hermano del último, Francisc, no estuvo presente al estar ingresado en un centro hospitalario después de que se intentara suicidar en la prisión de Soto de Real, donde cumple prisión provisional por estos hechos, según indicaron fuentes jurídicas.

En la rueda, la chica identificó a Carlos y a Catalin como sus extorsionadores, mientras que de Adrián y Iount se limitó a señalar que les conocía de "vista", sin identificar a Antonio José. Al margen de otros delitos, a los cuatro primeros se les acusa de incitación a la prostitución y al último de un tipo penal contra la libertad sexual.

Terminado el reconocimiento, la testigo protegido, de complexión menuda y visiblemente joven, apareció en los pasillos escoltada por dos agentes de la Brigada de Policía judicial. Cubría su rostro con una gorra, una capucha, unas amplias gafas de sol y un abrigo para ocultar lo poco que le quedaba al descubierto. Tras un biombo, declaró apenas un cuarto de hora. En su declaración, señaló que Carlos "nunca la forzó" y que accedía a sus peticiones por "miedo a las represalias" de Catalin y los hermanos Giurca, encargados de recaudar el dinero para el anterior.

A partir de ahora, el juez Cruz Torres investigará sólo a los implicados en la mafia de prostitución, es decir, a Carlos, Antonio José, Catalin y a los hermanos Giurca. Ayer mismo, el magistrado se inhibió a favor de los juzgados de Coslada en lo que se refiere a las actuaciones ilícitas perpetradas en el municipio.

El proceso penal contra Ginés y otros diez agentes locales encarcelados pasa a corresponder a la jurisdicción de Coslada. Las actuaciones entrarán en reparto, aunque lo previsible es que la titular del Juzgado de Instrucción número 1, María de las Nieves Gómez Martínez, retome las investigaciones. La magistrada estaba de guardia el 8 de mayo, día que se inició la 'Operación Bloque', ordenando en la madrugada del 14 de mayo el ingreso en prisión de once de los agentes en Alcalá-Meco.

ADRIÁN, AL MARGEN DE LA RED

El abogado Santos Rozalén, que asiste a Adrián, informó a los periodistas congregados en los juzgados de la previsión del juez de acordar en un auto la libertad de su cliente sobre la imputación por su relación con la trama de trata de blancas. Lo hará, según el abogado, después de verificar que de los testimonios de las chicas explotadas no se desprende una posible connivencia con los proxenetas.

El supuesto 'tercero' de la trama mantendrá la acusación de asociación ilícita y detención ilegal, hechos ilícitos perpetrados en Coslada. Adrián estuvo vinculado a la detención de un hombre que denunció que varios agentes de la Policía Local le habían dado una paliza después de que se iniciase la operación.