Cueto anuncia posible incautación del aval del concesionario hostelero de Club de Campo y afea al PP sus "pufos"

Club de Campo Villa Madrid
RFEG - Archivo
Publicado 19/10/2018 14:07:10CET

Recrimina al PP sus "enchufes o las entradas regaladas a amiguetes"

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El coordinador de Alcaldía en Madrid, Luis Cueto, ha anunciado este viernes en la comisión de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto que "muy posiblemente" van a incautar el aval del anterior grupo hostelero que tenían la concesión en Club de Campo, lo que le ha servido para reprochar al PP los "pufos" que dejaron en estas instalaciones y que se encontraron cuando Ahora Madrid llegó al Gobierno.

La situación del Club de Campo ha llegado a la comisión de la mano del edil del PP Luis Miguel Boto, consejero en dicha entidad en la pasada legislatura, interesado en conocer los motivos que han llevado a la salida de las instalaciones del hasta ahora su responsable, Joaquín Ballesteros. Cueto ha explicado que las causas de su marcha son personales, que quería abandonar antes pero que le pidieron que esperara hasta que terminara la temporada. "No se puede presionar a nadie a que siga en contra de su deseo", ha contestado.

Boto, sin embargo, cree que tras esta dimisión se encuentran otras razones, como que un juzgado de primera instancia haya admitido a trámite una denuncia de una parte de los abonados contrarios a las actividades socioculturales programadas en Club de Campo "que nada tienen que ver con él o con el deporte", así como la "adjudicación de varios puestos de cafetería de una empresa que incumplía los pliegos". "Fueron los clavos que le faltaban a su ataúd", ha señalado el concejal del PP.

Ante esto, Cueto se ha referido a "un pufo de dos millones de euros sin cobrar" en la hostelería del Club de Campo, que ha achacado a los anteriores gestores, del PP, sumado a "las cientos de quejas de los abonados". "Hay que tener cara dura", ha espetado.

Sobre la admisión a trámite de la denuncia, el coordinador de Alcaldía ha señalado que se trata de un grupo de abonados "que nadie les hace caso porque son una representación exigua". "Que se quejen de que se hagan actividades culturales con éxito de asistencia es tremendo", ha manifestado dirigiéndose a la bancada del PP.

A este partido le ha echado en cara la situación en la que dejaron el Club de Campo, con "una cocina lamentable", con "abonados a punto de largarse por el estado en el que tenían las cuadras" y por las "inversiones ridículas" que hicieron. Todo eso sumado a "enchufes y entradas regaladas a amiguetes".