Publicado 04/02/2021 18:26CET

Delegación del Gobierno prohíbe varias manifestaciones convocadas este fin de semana por "multitudinarias"

Manifestantes participan en la concentración convocada por el centro de la capital contra las medidas impuestas y la crisis sanitaria de la COVID-19, en Madrid, (España), a 23 de enero de 2021. Asociaciones que cuestionan la "pandemia" de la COVID-19 tran
Manifestantes participan en la concentración convocada por el centro de la capital contra las medidas impuestas y la crisis sanitaria de la COVID-19, en Madrid, (España), a 23 de enero de 2021. Asociaciones que cuestionan la "pandemia" de la COVID-19 tran - Ricardo Rubio - Europa Press

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Delegación del Gobierno en Madrid ha prohibido este fin de semana varias manifestaciones en la capital por riesgo para la salud pública por "multitudinarias", ya que preveían la asistencia de más de mil personas, han indicado a Europa Press fuentes del departamento estatal.

Una de las protestas prohibidas ha sido la que se estaba montando para este sábado a mediodía en la Plaza de Colón de Madrid contra la gestión sanitaria y económica del Gobierno de España derivada del coronavirus.

El pasado fin de semana, la Delegación del Gobierno en Madrid prohibió dos manifestaciones por los mismos motivos, teniendo en cuenta que nos encontramos en el punto álgido de la tercera ola del Covid-19. Una de ellas era una marcha que pedía la dimisión del Gobierno central y tenía una previsión de 2.000 personas.

La otra llevaba como lema 'En defensa del Sistema Sanitario Público, En defensa de los Servicios Públicos, En defensa del tejido productivo, En defensa de la hostelería, En defensa de Madrid' y pedía la dimisión de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso. Habían previsto la asistencia de 3.000 personas y discurriría a partir de las 18 horas entre la plaza de Cibeles y Sol.

Estas no autorizaciones de protestas se producen después de que una manifestación negacionista se desbordara el día 23 de enero en la capital, con más de 1.300 participantes, tres veces más de lo previsto, y muchos sin mascarillas y sin guardar la separación. Después de avisar repetidamente de las obligaciones, la Policía Nacional interpuso 216 propuestas de sanción y más de 40 detenciones por desobediencia a la autoridad.