Actualizado 14/01/2016 10:28 CET

Directivos de Diviertt dicen que tuvieron una intervención mínima en la fiesta del Madrid Arena


MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Los dos directivos de Diviertt que declararán este jueves en el juicio del Madrid Arena --el director general, Santiago Rojo y el jefe de personal, Miguel Ángel Morcillo-- explicarán en Sala que tuvieron una "intervención prácticamente mínima" en la macrofiesta de Halloween del 1 de noviembre de 2012, donde perdieron la vida cinco jóvenes tras una avalancha en dicho recinto municipal.

   Así lo ha asegurado la defensa de ambos, José Luis Fuertes, el mismo letrado que defiende al principal acusado, Miguel Ángel Flores. Además, tanto Rojo como Morcillo únicamente responderán, al igual que Flores, a las preguntas de Fiscalía, de la jueza de la sala y de su propia defensa.

   Santiago Rojo está acusado de dar la orden de abrir el portón de entrada de mercancías que dio acceso a las 3.000 personas que estaban realizando el botellón a las afueras del Madrid Arena. Fuertes ha asegurado que Rojo escuchó a otro acusado, Francisco del Amo, de Madridec, dar esa orden.

   Respecto a la declaración del miércoles de Miguel Ángel Flores, su defensa ha asegurado que "explicó todo lo que le había preguntado el Fiscal". Respecto al 'baile de cifras' de las entradas, Fuertes ha señalado que  fue "un error que rápidamente aclaró".