Publicado 31/05/2016 21:20CET

El director general de Industria "ayudó" a Cofely a obtener un contrato, según la UCO

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

Un cruce de correos electrónicos hace sospechar a la Guardia Civil que el director general de Industria de la Comunidad de Madrid Carlos López Jimeno medió para que la empresa vinculada a la trama de corrupción Púnica Cofely se llevará un contrato de energía en Alcalá de Henares y que en "contraprestación" obtuvo fondos para la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid.

Según se desprende del sumario de la trama, al que ha tenido acceso Europa Press, "Carlos López Jimeno, en su condición de director general de Industria, Energía y Minas, ayudó a Cofely" a conseguir un contrato de servicio público de gestión energética en Alcalá de Henares, tal y como se lo pidió el director comercial, Desarrollo e Innovación de Cofely España, Constantino Álvarez.

El informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil señala que "las fechas en las que López Jimeno pudo mediar a favor de Cofely (finales de 2012) coincide con el momento en que el contrato estaba paralizado por el Órgano de Contratación" de Alcalá de Henares.

La Guardia Civil cita como "hecho" que Constantino Álvarez mostró "malestar/molestia" por que "Cofely se retrasara en el pago de unas facturas a la Fundación de la Energía como socio colaborador", citando incluso el propio Constantino Álvarez que este incumplimiento "podía traer consecuencias graves, al relacionarlo con el mismo director general de Industria de Industria, al que trata como 'colaborador' de la mercantil Cofely".

Y es que sospecha posibles pagos de Cofely a la Fundación de la Energía de la Comunidad "como presumibles contraprestaciones por el trato de favor que habría dispensado Carlos López Jimeno a la citada mercantil, en el proceso de contratación con el Ayuntamiento de Alcalá de Henares".

La Guardia Civil cita estos "hechos" tras relatar el "desbloqueo" de un contrato de servicio público de gestión energética y mantenimiento de las instalaciones eléctricas y térmicas de seis colegios públicos, la ciudad deportiva El Val y la ciudad deportiva Juncal de Alcalá de Henares.

La UCO expone que a pesar de que fue en 2011 cuando se aprobó la propuesta del concejal de Obras y Servicios para aprobar el expediente de contratación y apertura de procedimiento de adjudicación de este contrato "no fue hasta octubre de 2013" cuando se formalizó el contrato entre el Ayuntamiento complutense y Cofely.

La Guardia Civil relata que en diversas ocasiones el contrato se quedo "sobre la mesa", y fue un informe de Aventum-Guillermo M.Moreno Rodríguez, que concluye que existe "ahorro procediendo a la contratación de Cofely", lo que desbloqueó el procedimiento y el proceso de contratación se retomó en octubre de 2013.

Del análisis del email corporativo de Constantino Álvarez se hallan "correos en los que se presume que Carlos López Jimeno pudo mediar a favor de Cofely en la licitación del contrato público con el Ayuntamiento de Alcalá".

Además, en uno de sus emails, el directivo de Cofely asegura que hace un par de semanas pidió "un favor" al director general de Industria para el Ayuntamiento de Alcalá.

"Es lógico pensar, a juicio policial, que cualquier petición o requerimiento por parte de Constantino Álvarez al director general de Industria podría estar relacionado con el desbloqueo de tal situación", indica la UCO, que cita una "batería de correos electrónicos" en los que se presume que López Jimeno "pudo mediar a favor de Cofely" en ese proceso.

Además, se apunta al "malestar" de Alvárez por el "retraso en los pagos" a la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid de la que Cofely era "socio colaborador".