Actualizado 30/09/2008 21:23 CET

Empleados temporales del Infoma abandonan su encierro en el parque de Bomberos de Villalba a instancia de la Guardia Civil

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La treintena de empleados temporales de la campaña contra los incendios forestales de la Comunidad de Madrid (Infoma) que se habían encerrado desde esta mañana en el parque de Bomberos de Collado Villalba han abandonado a las 18.40 horas dichas instalaciones a instancias de la Guardia Civil.

El portavoz del sindicato Solidaridad y Unidad de los Trabajadores (SUT) y convocante de los paros, Benito Laiz, aseguró a Europa Press que no han sido finalmente desalojados, sino que han abandonado el parque de Bomberos por su propio pie "ante las amenazas de detenciones masivas formuladas por el teniente de la Guardia Civil".

Los empleados iniciaron el encierro, el segundo en las mismas instalaciones tras mes y medio de huelga indefinida, en demanda de contratos fijos discontinuos y de una mayor estabilidad laboral. Así, pidieron mantener una reunión directamente con el consejero de Justicia, Presidencia e Interior, Francisco Granados.

Según Laiz, tanto el jefe del parque de Bomberos de Collado Villalba como el jefe de sección de la Dirección General de Protección Ciudadana se acercaron hoy al encierro y prometieron que mañana les transmitirían una fecha y lugar para mantener una reunión con los máximos responsables para tratar el asunto.

El colectivo de empleados temporales del Infoma lo forman 371 ayudantes de bomberos, que trabajan tanto en retenes, como en control y vigilancia y en otras categorías, donde dan apoyo a los Bomberos contratados en caso de incendios y también en labores preventivas.

Los empleados temporales piden que sus contratos pasen a ser fijos discontinuos, en vez de los contratos actuales por obra o servicio. Asimismo, exigen que se respeten los horarios establecidos en el convenio laboral, que aseguran que se estaban excediendo entre 50 y 60 horas a lo largo de los cuatro meses que dura la campaña, que finalizará el próximo 15 de octubre.

"A nosotros se nos acaba el contrato el 11 de octubre, pero queremos conseguir mejoras laborales para el año que viene. Ya no nos vale entrevistarnos con el director de Protección Ciudadana, que nos ha tomado varias veces el pelo; lo que queremos es hablar con Granados", indicó Laiz, que reclamó también ayudas por gastos de comida y un plus de peligrosidad por tratarse de servicios de emergencia.

La treintena de trabajadores continuará con el encierro indefinidamente, aunque temen que la Guardia Civil les desaloje en las próximas horas, ya que varios agentes ya han acudido al parque de Bomberos de Collado Villalba para exigir que se dispersen.

El pasado miércoles representantes del Comité de Huelga realizaron una marcha desde Ciudad Universitaria hasta el Palacio de Moncloa para entregar una carta al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidiendo su intervención en el conflicto laboral y para "que evite la privatización a la que es proclive el Gobierno de la Comunidad de Madrid haciendo del fuego también un negocio".

Mañana, el sindicato ha convocado una concentración en el parque de Bomberos de Las Rozas para tratar en asamblea los siguientes pasos a seguir.