Equo tilda de "burla" que Madrid sea premiada por su sostenibilidad y critica la "drástica" reducción de basuras

Actualizado 21/09/2012 19:16:28 CET
Contenedores de basura
EUROPA PRESS

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Equo Madrid ha tildado de "burla a los madrileños" que la capital haya sido declarada este viernes la ciudad española más sostenible, según Siemens, y ha criticado "la drástica reducción" que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Madrid en la retirada de residuos, señalando que "la recogida del cubo amarillo sólo se realizará 3 días a la semana".

En un comunicado, el partido ha considerado "vergonzoso" que la ciudad encabece el "ranking en reducción de emisiones de CO2 y gestión de residuos", cuando el Ayuntamiento de Madrid "está siendo investigado, a petición de Equo, en el Parlamento Europeo por superar los niveles de contaminación permitidos".

Asimismo, Equo ha señalado que la reducción de recogida de plástico ya ha comenzado en algunas zonas de Madrid, donde los vecinos se han encontrado, "casi con nocturnidad y alevosía" con una notificación pegada en sus portales, en la que se indica que la retirada del cubo amarillo "sólo se realizará 3 días a la semana".

En opinión del partido, esta medida supone "un paso atrás muy importante" en el reciclaje que "pone en peligro" el trabajo de concienciación realizado durante muchos años. Además, Equo advierte de que la falta de recogida de plásticos provocará que "muchas personas acaben tirando los envases al cubo de los residuos orgánicos, con el consecuente daño medioambiental".

Además, el partido ha señalado que este cambio de políticas en la recogida de residuos denota "la evidente falta de interés" en los problemas medioambientales del equipo de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, cuyo "único objetivo es reducir la faraónica deuda que dejó el anterior alcalde Alberto Ruiz Gallardón".

Por último, Equo ha hecho referencia al 'Sistema de Depósito, Devolución y Retorno' (SDDR), implantado en 35 países y "con un porcentaje de eficiencia cercano al 100 por cien". A juicio del partido, este sistema es "más sostenible para la gestión de los envases de bebidas" y "acercaría al país a sociedades más avanzadas en el respeto al medio ambiente".