Actualizado 10/03/2007 18:27 CET

FEAPS presenta ante PP, PSOE e IU de la Asamblea una declaración para mejorar la situación de personas con discapacidad

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Junta Directiva de la Federación de Organizaciones en Favor de Personas con Discapacidad Intelectual (FEAPS) de Madrid presentó hoy ante representantes de los diferentes grupos políticos de la Asamblea de Madrid la Declaración de Atocha, que recoge una serie compromisos en torno a la cohesión asociativa, los derechos y las estrategias políticas que se deben desarrollar con el objetivo de mejorar la situación de este colectivo.

Al acto asistieron la consejera de Familia y Asuntos Sociales, Beatriz Elorriaga, y la directora general de Servicios Sociales, Carmen Pérez Anchuela, así como la portavoz adjunta del PSOE Matilde Fernández y José Alfredo de Juan en representación de Izquierda Unida.

Los presidentes de las entidades federadas de FEAPS, más de 90, se han reunido durante dos días para mostrar su total apoyo a la Plataforma Reivindicativa de FEAPS Madrid. Debatieron las estrategias planteadas por la Junta Directiva y expresaron la necesidad de creer y difundir los valores del movimiento asociativo para hacer de FEAPS la "verdadera" portavoz de las personas con discapacidad intelectual.

La Plataforma Reivindicativa recoge una serie de cuestiones esenciales y fundamentales para mejorar y consolidar la Red FEAPS Madrid de centros y servicios para la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y sus familias. Esta plataforma, que se presentó a la Comunidad de Madrid en junio de 2006 con el objetivo de establecer un calendario de trabajo, se encuentra actualmente "estancada", según la federación, por la "falta de respuesta" de los representantes del Gobierno regional.

La Federación de Organizaciones en favor de Personas con Discapacidad Intelectual (FEAPS) representa a más de 32.000 familias, organizadas en 90 entidades, que gestionan 259 centros y servicios que atienden a más de 9.000 personas con discapacidad intelectual. En ellas trabajan más de 3.100 profesionales y colaboran cerca de 1.000 voluntarios.