El fiscal pide la absolución de un policía que será juzgado este martes por lesiones en 'Rodea al Congreso'

Manifestación Rodea el Congreso
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 19/10/2018 12:53:13CET

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Madrid solicita la absolución de un agente de la Policía Nacional por la comisión de un delito de lesiones en el marco del servició que prestó durante una convocatoria de 'Rodea al Congreso' celebrada en Madrid.

Jorge M. C. será juzgado por la supuesta comisión de un delito de lesiones. El Ministerio Público considera que los hechos denunciados no son constitutivos de infracción penal y pide la libre absolución para él, sin embargo el juicio se celebrará porque la acusación particular mantiene su acusación.

Según el fiscal en su escrito de calificación, sobre las 21:00 horas del día 14 de diciembre de 2013, Jorge M. C., agente del Cuerpo Nacional de Policía, estuvo prestando servicio formando parte del dispositivo PUMA 52 en la calle Atocha con Antón Martín al objeto de garantizar la seguridad ciudadana en la manifestación 'Rodea al Congreso' celebrada en Madrid.

La manifestación comenzó horas antes de lo previsto y en la misma se produjeron altercados públicos. Según el fiscal, los manifestantes tiraron adoquines y cristales a los agentes encargados de la seguridad de la zona. Entonces, el agente procesado, responsable del dispositivo indicado y dos subgrupos más, dio la orden de intervenir para sofocar los altercados.

El Ministerio Público manifiesta en su escrito que los agentes intervinientes actuaron en todo momento en el ejercicio de sus funciones, cumpliendo órdenes y, por lo tanto, en cumplimiento de su deber, oficio o cargo.

Además, entiende que, en su labor como agentes del orden, ejercieron la fuerza legítima necesaria para impedir las consecuencias derivadas de la agresividad de los manifestantes.

El ciudadano José María F. participó ese día en la manifestación y sobre la hora indicada de la intervención policial sufrió diversas lesiones que obligaron a su hospitalización durante un día. Tardó en recuperarse completamente 109 días y le han quedado diversas secuelas.