20 de febrero de 2020
 

Gallardón y Hereu apuestan por la "cercanía" entre Madrid y Barcelona como "clave" para el futuro de España

Actualizado 18/07/2008 17:45:14 CET

Ambas urbes deben apostar por un turismo "cultural, de ocio, de negocio, de comercio y gastronómico" frente al de sol y playa

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los alcaldes de Madrid y Barcelona, Alberto Ruiz-Gallardón y Jordi Hereu, respectivamente, apostaron hoy por la "cercanía" entre ambas urbes como "clave" para el futuro de España dado que en estos puntos es donde se "practica la innovación y la experimentación, la vanguardia".

En una entrevista en Punto Radio recogida por Europa Press, Gallardón consideró que el hecho de que ambas urbes sean "el motor económico y cultural de España" hace imprescindible que "compartan experiencias y potencien los resultados de ambas gestiones".

"Ninguno de los dos hemos caído nunca en el barato enfrentamiento entre Barcelona y Madrid que no sé si puede dar réditos internos, pero que sería muy malo para las dos ciudades y para España", añadió el regidor madrileño, para quien el siglo XXI se debe caracterizar por "ser una red en la que cada ciudad tenga una conexión con el resto del mundo, porque hay muchas cosas que no harán las naciones ni las estructuras supranacionales, sino que deberán hacerlas las ciudades".

Así, la relación entre Barcelona, con su vocación mediterránea, y Madrid, volcada hacia el Atlántico principalmente por sus conexiones aéreas con América, se ve beneficiada por las nuevas conexiones AVE, que han creado lo que los empresarios llaman el 'diamante de España', es decir, el triángulo entre Madrid, Barcelona y Valencia, en el que también se incluye a Zaragoza.

"Sin querer dejar fuera a nadie, es cierto que con las nuevas conexiones con el arco mediterráneo estaremos en condiciones de ofrecer liderazgo y extender la riqueza", añadió Gallardón. Además, consideró que las capitales madrileña y catalana siempre se han caracterizado por "no cerrar su progreso en sí mismas, sino hacer un crecimiento solidario que se extiende al resto de las áreas metropolitanas y del país".

TURISMO DE CALIDAD

Por otra parte, el regidor madrileño opinó que ni la ciudad que dirige ni Barcelona "pueden ni deben intentar competir con las ofertas turísticas que se basan en bajos costes o en el turismo de 'sol y playa' que, aunque es necesario, no tiene un valor añadido".

Así, Gallardón apostó por el turismo cultural, de ocio, de negocio, comercial o gastronómico. "Eso es en lo que nosotros tenemos que trabajar, y ambas ciudades tenemos resultados extraordinarios", opinó, añadiendo que tanto Madrid como Barcelona reciben algo más de siete millones de turistas cada año.

"Muy pocas ciudades o capitales europeas tienen la posibilidad de ofrecer el fascinante mundo cultural que en estos momentos tienen Madrid y Barcelona. Y no me refiero sólo a la oferta monumental y estática, sino a la cultura entendida como actividad creadora viva", apostilló.

Y puestos a elegir algo que llevarse de la Ciudad Condal, Gallardón no dudó a la hora de señalar "el mar" como lo que más se echa de menos en la capital. "Además, hay algo de Cataluña que siempre me ha fascinado: su carácter cosmopolita, abierto, donde no se pregunta a la gente de dónde viene sino dónde quiere ir", relató, recordando que en su época de juventud Barcelona era el lugar "donde se reflejaba la vanguardia cultural" y señalando que él ha intentado "incorporar mucho de ese carácter vanguardista" en sus cinco años de Alcaldía.

Por su parte, el primer edil barcelonés, Jordi Hereu (PSC), destacó los museos y las infraestructuras de transportes madrileñas como lo más envidiado para la ciudad que dirige.

Finalmente, Gallardón aseguró que "el puesto político que más satisfacción puede producir es ser alcalde" porque se tiene "la capacidad de contribuir a ordenar lo que será la vida de las futuras generaciones". "Yo he hecho muchas cosas en política, y nunca pude imaginar cuando me convertí en alcalde que iba a tener una relación tan íntima y comprometida con la ciudad", concluyó.