Actualizado 15/07/2012 15:01

Un grupo de ONGs busca donaciones para reconstruir casas palestinas demolidas en Cisjordania

Brigadas Por La Paz
ACCIÓN EN RED MADRID

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

Acción en Red Madrid con otras ONGs repartidas por todo el territorio nacional están buscando donaciones para destinarlas a la reconstrucción de casas palestinas demolidas en los campos de trabajo organizados por ICAHD, el Comité Israelí contra las demoliciones de casas.

Según la asociación, se calcula que desde 1967 se han demolido unas 26.000 casas. En 2011, ICAHD ha documentado 622 demoliciones de estructuras palestinas en territorios ocupados (222 casas y 1092 personas desplazadas). Es el gobierno israelí quien dictamina que estas casas son ilegales porque han sido construidas o reformadas sin permisos de construcción.

Sin embargo, desde Acción en Red Madrid aseguran que la realidad es que las autoridades israelíes se niegan sistemáticamente a conceder permisos a los palestinos para construir casas, por lo que los palestinos no tienen otra elección más que construir "ilegalmente sus casas y resistir".

Para construir hogares en Jerusalén Este y el área C (70 por ciento de la Cisjordania ocupada por Israel), los palestinos deben solicitar un permiso a las autoridades israelíes. La mayoría de las órdenes de demolición se deben a que se ha construido sin este permiso.

CAMPOS DE TRABAJO

Conscientes de que la crisis también afecta a los proyectos de cooperación, Acción en Red Madrid ha explicado que este año solo podrán reconstruir una casa en la zona este de Jerusalén. Para ello, se enviarán a 10 jóvenes a ayudar y aprender la realidad que allí se vive, y que a la vuelta ayuden a divulgarla en España.

Los campos de trabajo consisten en llevar jóvenes españoles 15 días en verano para ayudar a la reconstrucción de las casas como peones de obra y para reunirse con distintas organizaciones tanto israelíes como palestinas no violentas para conocer la situación. Cuando vuelven a España se comprometen a ayudar a divulgar y concienciar del conflicto mediante charlas, performance, vídeos o cualquier otro medio.

En la medida de lo posible los materiales que se compran de reconstrucción son palestinos, aunque las dificultades de desarrollo de su industria no lo hace siempre viable. Lo que sí trabajan es con arquitecto, jefe de obra-capataz y obreros palestinos que trabajan en colaboración con israelíes del ICAHD e internacionales, que hacen de peones.

El trabajo de los jóvenes que van es en ambos casos desescombrar, acercar los materiales hacia la zona de construcción de la casa, hacer cemento y ayudar a los obreros a colocar las paredes. El sistema de aguas y eléctrico suele aprovechar las estructuras de la casa anterior. Son casas muy pequeñas, de unos 60 metros cuadrados y con materiales baratos, ya que sólo cuesta 20.000 euros cada una.

Enviar a una persona más supone 1.200 euros que incluyen: un aporte proporcional de esa persona a la compra de los materiales de construcción, el vuelo de ida y vuelta, los transportes para conocer la zona, alojamiento y alimentación.

"Enviar una persona más suponer dar un pequeño pasito por una solución justa del conflicto, poner ladrillos para construir la paz y acabar con la ocupación israelí y una de sus prácticas cotidianas, las demoliciones, que más sufren las familias palestinas", han añadido en un comunicado.