Publicado 14/10/2020 15:44CET

Hacenderas reparte 1.200 cestas proyectando en la Junta de Retiro que esa responsabilidad no puede recaer en la vecindad

Imagen proyectada por la asociación Hacenderas en la fachada de la Junta de Retiro
Imagen proyectada por la asociación Hacenderas en la fachada de la Junta de Retiro - HACENDERAS

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

La asociación cultural Hacenderas, con base en Retiro, ha repartido 1.200 cestas de comida en cuatro meses y un total de 13 toneladas de productos, y lo hace proyectado en la Junta Municipal, presidida por Santiago Saura (Cs), que esa responsabilidad no puede recaer en la vecindad.

Anoche se pudo ver en la fachada de la Junta mensajes en los que agradecían, por ejemplo, las cinco toneladas de fruta y verdura procedentes de la solidaridad vecinal y repartidas desde la despensa de Hacenderas para las familias del barrio que necesitan apoyo, en total 154. A destacar la ayuda facilitada a 134 menores.

Haciendo honor a su nombre --viene de la palabra que se empleaba en castellano para designar el trabajo voluntario que llevaban a cabo vecinos y vecinas de algunos pueblos para el beneficio común, como limpiar bosques o arreglar caminos--, la asociación ha querido echar una mano y tratar de dar respuesta a las necesidades que ha generado la Covid-19 en un distrito con barrios con situaciones sociales y económicas muy dispares.

La solidaridad de los vecinos y vecinas de Retiro, recopilada por las más de 70 personas voluntarias de Hacenderas, se ha transformado en, por ejemplo, 6.000 huevos o más de 800 productos de limpieza e higiene en unas 700 horas de trabajo.

En las cestas también se incluyen mascarillas donadas por las mujeres de la Sastrería Escénica de Madrid y una publicación en la que Hacenderas comparte recetas. Con las cajas sobrantes de las donaciones incluso montaron un taller de maquetas.

Otra vía de ayudar es la de las donaciones económicas, con las que han adquirido tarjetas prepago para que en agosto las familias golpeadas por la crisis del coronavirus pudieran comprar en un supermercado ante la ausencia de la prometida Tajeta Familias del Ayuntamiento.

Hacenderas ha querido agradecer la solidaridad del barrio estos meses y también ser crítica con la Administración. "Nuestra capacidad de respuesta es cada vez menor y la necesidad sigue aumentando. Esta responsabilidad no puede recaer sobre los vecinos y vecinas", espetaban a la presidencia de la Junta de Distrito después de proyectar estos mensajes en el edificio municipal.

La asociación ha constatado que "no todas las familias en situación vulnerable en el distrito están atendidas por Servicio Sociales", como se demuestra por el hecho de que a la despensa comunitaria de Hacenderas "siguen llegando familias que necesitan ayuda".