El Hospital La Princesa pierde casi 300.000 euros en medicamentos por una sobrecarga eléctrica en las neveras

Publicado 25/08/2019 14:13:36CET
Medicinas, medicamentos
Medicinas, medicamentosAB-BIOTICS - Archivo

MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Hospital La Princesa de Madrid ha perdido casi 300.000 euros en medicinas por un fallo eléctrico que se produjo a finales de abril y estropeó fármacos tras desconectarse dos días una de las neveras del servicio de Farmacia del centro, han confirmado a Europa Press fuentes de la Consejería de Sanidad.

Ante ello, el diputado del PSOE en la Asamblea de Madrid José Manuel Freire ha adelantado a Europa Press que pedirán el informe sobre las causas de lo sucedido y si procede, la comparecencia del consejero de Sanidad, Enrique Ruíz Escudero, en la Cámara regional para que explique lo ocurrido.

Según ha adelantado hoy El Confidencial y han señalado a Europa Press fuentes de Sanidad, el fallo se produjo el pasado 1 de mayo cuando se detecto que la nevera del Servicio de Farmacia había estado desconectada desde el día 29 de abril, alcanzando una temperatura de 16 grados centígrados.

"Durante esas 48 horas no hubo pedidos por lo que nadie accedió a la nevera y no se pudo detectar", han señalado las mismas fuentes, que han indicado que tras solucionar el problema y ponerla en marcha, para garantizar la seguridad y eficacia de los fármacos se puso en cuarentena la medicación, se contactó con los laboratorios para conocer si en las condiciones de temperaturas alcanzadas los medicamentos mantenían su estabilidad.

Tras ello, se destruyeron los medicamentos que no tenían estabilidad dando su baja correspondiente. El coste total de los fármacos desechados es de 297.818,83 euros.

La investigación realizada por el centro ha determinado que el incidente se debió a un fallo del suministro eléctrico, probablemente por una sobrecarga del sistema, pero cuyo origen último se desconoce.

Además, el sistema automático de control de la temperatura tampoco funcionó correctamente. "No se ha vuelto a registrar ninguna incidencia en esta nevera. Como medida de precaución, junto al control automático, se ha establecido el control visual regular de la instalación en cada turno, han agregado desde Sanidad.

INFORME A SANIDAD

Por su parte, José Manuel Freire ha cifrado en 400.000 euros las pérdidas, según se lo han trasladado fuentes internas del hospital. "Parece ser que eso ha tenido repercusión en contratar menos enfermeras para este verano, con el consiguiente cierre de camas", ha reprochado.

Por ello, el diputado regional ha avanzado que pedirá a Sanidad un informe en el que se expliquen las causas de lo ocurrido y si procede, la comparecencia del consejero de esta materia.

"En este tipo de instalaciones tiene que haber un sistema de alimentación ininterrumpida (SAI), que salte inmediatamente en este tipo de casos y una alarma", ha reseñado. Además, ha indicado que fuentes internas sostiene que sonó una alarma de baja temperatura, pero nadie la cogió.

Contador