Actualizado 03/09/2021 12:38 CET

El 112 recibe 260 llamadas por el fuerte olor que deja el incendio de la fábrica de biomasa de Sanse

Bomberos trabajando en un incendio industrial en una fábrica de compostaje en Paracuellos del Jarama.
Bomberos trabajando en un incendio industrial en una fábrica de compostaje en Paracuellos del Jarama. - EMERGENCIAS 112CM

MADRID, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid ha recibido desde ayer un total de 260 llamadas de madrileños, la mayoría de la capital, alertados por un fuerte olor proveniente del incendio de material vegetal de una fábrica de biomasa en San Sebastián de los Reyes.

El fuego de la empresa de compostaje se originó anteayer por la tarde, supuestamente por un rayo de la tormenta, en una nave situada en la M-111, a la altura del kilómetro 13,500. Comenzaron a arder los grandes montones de ramas, restos de árboles y de vegetación allí depositados. Un incendio que está controlado y perimetrado pero terminará de arder dentro de 3 a 5 días, según las mismas fuentes.

Desde ayer muchos madrileños han informado al 112 de fuerte olores en el ambiente a leña quemada, plástico o goma. La mayoría provenientes de la capital --esta mañana muchas de ellas de Chamberí-- aunque también han llegado avisos del resto de distritos y de otros municipios como Torrejón de Ardoz y Leganés.

Este olor no ha causado problemas médicos aunque una persona llamó preocupada porque tenía asma. Sin embargo, según recalcan desde Emergencias 112, el material combustible que está ardiendo no es químico y los niveles de calidad del aire no se han visto comprometidos, por lo que no ven riesgos. El viento flojo y variable ha sido el que ha llevado la pestilencia a determinados puntos.

El incendio ha quemado ya 5.000 metros cúbicos del material, pero hay montones de vegetación pendientes de arder en algunos puntos de hasta 14 metros de altura, por lo que los Bomberos han decidido que se vaya extinguiendo las llamas de forma controlada antes de remover esos montones, algo costoso y peligroso.

De momento, se encuentra en la zona una dotación de Bomberos de la Comunidad de manera preventiva. No hay riesgo de propagación ni de reavivación de las llamas. Continúa saliendo bastante humo del lugar pero no ha comprometido los vuelos del cercano aeropuerto de Madrid-Barajas.

Contador