Izquierda Socialista carga contra la apuesta "suicida" del 26M y cree que es "el momento de las dimisiones" en el PSOE-M

Publicado 29/05/2019 21:49:52CET

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

Izquierda Socialista de Madrid ha criticado los resultados electorales del PSOE en las elecciones del 26M y ha cargado contra la "apuesta suicida" del partido y, en especial, el "fiasco" que ha supuesto la candidatura del exseleccionador de baloncesto, Pepu Hernández, en el Ayuntamiento, por lo que entiende que es el momento de las "responsabilidades y las dimisiones" y apunta en esa línea al secretario general de los socialistas madrileños, José Manuel Franco.

En este sentido, ha criticado el "brutal descalabro" en el Consistorio de la capital con los peores resultados del partido desde 1978 y que a nivel autonómico no se haya sabido rentabilizar la ausencia "de una candidatura solvente de la derecha". A la vez, ha acusado a la dirección regional de falta de "política activa e inteligente".

En un comunicado, esta corriente interna del partido reconoce el trabajo de la militancia del PSOE en el desarrollo de la campaña, en la que el partido se jugaba la posibilidad de tener "gobiernos de progreso en los municipios de toda España y en la mayoría de sus autonomías"

"Es fundamental reconocer que en aquellas circunscripciones donde la representación política del partido ha realizado una gran labor y las candidaturas eran perfectamente identificables por la ciudadanía los resultados han sido muy buenos, tanto en la Comunidad de Madrid como en el resto del Estado y también es necesario felicitar a esos representantes políticos que consiguen con su actividad tener una militancia orgullosa de pertenecer al PSOE", exponen.

No obstante, Izquierda Socialista de Madrid ve "imprescindible hacer una crítica profunda para determinar las causas de los resultados obtenidos en la Comunidad de Madrid y en el Ayuntamiento de la capital.

Al respecto, expone que el PSOE ha obtenido en el ámbito territorial del municipio de Madrid, 505.814 sufragios en las elecciones para la Eurocámara, 418.616 sufragios para la Asamblea de la Comunidad y solo 223.582 en el Ayuntamiento.

"Ese brutal descalabro, con los peores resultados desde 1978, se centra fundamentalmente, aunque no en exclusiva, en el fiasco de la candidatura encabezada por José Vicente Hernández Fernández "Pepu", ha recriminado

Al respecto, ve "necesario reconocer que el proyecto del partido no conecta con los problemas de la ciudadanía y que la imposición desde el aparato de candidaturas externas al mismo no ha dado buen resultado". "Además, a este despropósito debemos sumar la ausencia de dirección política y de liderazgo organizativo desde la Comisión Ejecutiva Regional a lo largo de toda la campaña", ha lanzado la comisión permanente de esta corriente del PSOE.

También reprocha que el resultado en el caso autonómico donde "no se ha rentabilizado la ausencia de una candidatura solvente de la derecha ni los múltiples casos de corrupción habidos estos años, ni la decadencia de un gobierno de más de 20 años, es la posibilidad de un gobierno de ultraderecha que pretende continuar la privatización de la sanidad, la educación y todos los servicios sociales, cuyo efecto es el incremento de la desigualdad y la regresión en los derechos civiles, así como una reducción de impuestos a las grandes fortunas que profundizará en la conversión de Madrid en un paraíso fiscal".

SÁNCHEZ APOYO "A UN EXTRAÑO" PARA EL AYUNTAMIENTO DE "PERFIL BAJO"

Al respecto, apunta que el partido no debe olvidar que "la derecha va a gobernar la Comunidad de Madrid ininterrumpidamente por un período de 28 años". También ha reprochado que para el Ayuntamiento de la capital, el secretario general federal, Pedro Sánchez, "apoyó sin matices a un extraño, cuyo mérito exclusivo era ser entrenador de baloncesto, y cuyo desconocimiento de la problemática de la ciudadanía madrileña era evidente cada vez que realizaba alguna intervención".

"Un candidato de bajo perfil, rodeado de una candidatura del mismo nivel. Es cierto que salió victorioso de un proceso de primarias, pero en el mismo, tanto la dirección regional como la federal, fueron de todo menos neutrales. La prueba evidente de ello, aparte de su acto de presentación en el teatro de la Latina, con la inaudita presencia del presidente del Gobierno, fue el supuesto debate, en realidad un diálogo pautado, mal leído por el candidato oficialista por su desconocimiento de los temas, realizado en el sótano de la sede, donde se palpaba el miedo escénico y la falta de ambición para proyectar ideas en plena precampaña", ha espetado Izquierda Socialista

En consecuencia, ve que "la falta de carisma de las candidaturas indudablemente debe haber influido en la suave caída de participación en los distritos donde obtenemos mejores resultados, pero es en el proceso de elaboración de las listas y en la ausencia de un proyecto trasladable a la ciudadanía, en los que deben buscar más causas de esta catástrofe ante la derecha más desacreditada que jamás ha tenido Madrid".

De la confección de las listas, esta corriente socialista cree que ha "resultado indignante el ninguneo a la afiliación al mantener ocultos los resultados globales de las votaciones a las diferentes candidaturas, así como los criterios y los méritos tenidos en cuenta para confeccionar las listas electorales definitivas".

"Con esos antecedentes a la militancia solo le quedaba el desánimo en la petición de voto a la ciudadanía a la que difícilmente podían exponer con alegría los méritos de gran parte de las candidaturas ¿Alguien se ha parado a pensar por qué en la lista para la Asamblea de Madrid no hay docentes de enseñanza no universitaria en puestos relevantes, de salida, cuando ésta representa por encima del 30 por ciento de la gestión de la Comunidad de Madrid?", han censurado desde Izquierda Socialista.

JOSÉ MANUEL FRANCO DEBE ASUMIR RESPONSABILIDADES

A la luz de los resultados electorales, aseguran que "este es el momento en el que se deben rendir cuentas y pedir perdón a la afiliación por afirmaciones descalificando su valía, para justificar la apuesta por personas ajenas al partido".

"Tanto, el secretario general regional (José Manuel Franco) como aquellos que, contra toda lógica, pero muy interesadamente, apoyaron una apuesta suicida denunciada por Izquierda Socialista de Madrid desde el primer momento, plegándose a las instrucciones de la Secretaría General Federal y asumiendo como propias las decisiones que han llevado a este fiasco, deben asumir responsabilidades.

Tras reconocer que "indudablemente la división y personalismos en los otros partidos de izquierda han contribuido a la inutilidad del voto en el Ayuntamiento de Madrid", Izquierda Socialista ha subrayado que "la carencia de proyecto, el bajo perfil de dirigentes y candidaturas, y la opacidad en los procesos internos ha espantado el voto al PSOE y ahí están los resultados".

Por tanto, espera que estos comicios sirvan para "cambiar la dinámica del partido y ofrecer un proyecto atractivo a la ciudadanía, ejemplos de trabajo bien hecho tenemos afortunadamente en la región, y a ellos habrá que emular".

"Por el contrario, si seguimos, con los mismos argumentarios buscando responsables fuera, de espaldas a las necesidades de la ciudadanía, con carencia de proyecto y dirección, y con las mismas caras, desconocidas para el electorado, que elección tras elección nos han llevado al fracaso, perpetuándose en los cargos públicos, no habrá remedio", han manifestado para insistir en que el PSOE-M "debe tener la ambición de gobernar para mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía con "una buena candidatura, un programa que aborde los problemas reales de ésta y una dirección política activa e inteligente".

"De todo esto hemos carecido en la Comunidad de Madrid y en el Ayuntamiento de la capital. Referentes tenemos, no hay que buscarlos fuera, solo con ver cómo se trabaja en los municipios donde se obtienen buenos resultados se tendría una buena base", ha zanjado Izquierda Socialista.