Luz verde en Junta de Gobierno de Madrid al octavo paquete de IFS para 77 proyectos por 55,7 millones de euros

Maestre confirma que se pidió licencia municipal para las obras de la casa de Pepu, cuyas explicaciones son "claras"
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 23/05/2019 15:22:43CET

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

La última Junta de Gobierno de Madrid de este mandato ha aprobado este jueves el octavo paquete de Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) del ejercicio para 77 proyectos por valor de 55,7 millones de euros, ha informado la portavoz de Ejecutivo, Rita Maestre, en rueda de prensa.

La actuación más destacada está destinada a la adecuación en instalaciones y construcciones en general de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) como puntos de recarga, centros de operaciones, aparcamientos o bases grúa. Su presupuesto es de 27 millones de euros.

Para la EMT también se destinarán 3,3 millones de euros en la mejora de las aplicaciones y los servicios informáticos en general. Y una actuación por 1,7 millones de euros mejorará las instalaciones tecnológicas en los centros, aparcamientos y bases.

Igualmente se han presupuestado 4 millones de euros para el suministro de mobiliario urbano (bolardos, bancos, pasamanos o barandillas) en zonas verdes de toda la ciudad para adaptarse a las normativas de accesibilidad.

A destacar también el proyecto de la senda de conexión entre el Parque Madrid Río y el Parque Lineal del Manzanares (1,7 millones de euros); la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos públicos (1,2 millones); la compra del inmueble situado en la calle San Agapito 47, en Villaverde (800.000 euros) o la reforma, ampliación y cubrimiento de pistas deportivas exteriores en el Centro Deportivo Municipa Moratalaz (700.000 euros).

El paquete se completa con decenas de actuaciones referidas a obras de rehabilitación en colegios, centros de mayores, centros deportivos y adquisiciones de mobiliario, tanto urbano como para diferentes espacios municipales.

La Ley de Haciendas Locales establece que los ayuntamientos que tengan superávit (capacidad de financiación) o remanente de tesorería positivo y no hayan sobrepasado los límites de deuda autorizados pueden destinar sus excedentes presupuestarios a inversiones que tengan que ver con actuaciones sostenibles. En el caso del Ayuntamiento de Madrid, ambas magnitudes sobrepasan los mil millones de euros.

Contador

Para leer más