Publicado 26/08/2020 15:34:49 +02:00CET

Más Madrid y la FAPA Francisco Giner de los Ríos piden garantizar el servicio de comedor en la 'vuelta al cole'

MADRID, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Pablo Gómez Perpinyà, junto a la diputada responsable de Educación, María Pastor, se han reunido esta mañana con representantes de la Federación de la Comunidad de Madrid de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (FAPA) Giner de los Ríos para analizar la falta de recursos y medidas en esta 'vuelta al cole' en medio de la pandemia de la Covid-19, en la que ambas partes han pedido garantizar el servicio de comedor.

Por parte de la FAPA han asistido su presidenta, Marí Carmen Morillas Vallejo; el vicepresidente de la organización, José Manuel Simancas Jiménez; y la tesorera, Ángela Sesto Yagüe.

Tanto Más Madrid como los representantes de la FAPA han coincidido en la importancia de garantizar los comedores escolares, frente a la situación del curso anterior y la mala gestión que el Gobierno provocó con los contratos a Telepizza, así como la crisis alimentaria que persiste.

En este sentido también han compartido la preocupación por el mantenimiento y desarrollo de las extraescolares, que garantizan la conciliación y la igualdad de oportunidades. Asimismo, ha vuelto a incidir en la habitual falta de infraestructuras en la Comunidad de Madrid, una situación que ya era urgente antes de la pandemia y que ahora se ha convertido en fundamental e imprescindible.

Por último, también han conversado sobre la incidencia de la COVID-19 en la brecha social y, por ello, han hecho hincapié en la necesidad de invertir para garantizar la integración y la igualdad de oportunidades.

CRÍTICAS DE LAS MEDIDAS ANUNCIADAS

"Tras el anuncio de ayer del Gobierno de la Comunidad sobre el plan de vuelta a las aulas, que llega a pocos días del comienzo de las clases, ni siquiera se conoce cómo van a implementarlo", ha señalado en un comunicado Más Madrid, quien ya propuso diferentes medidas para aumentar la seguridad de las familias y los niños en el inicio de la actividad escolar.

Entre esas medidas está, por ejemplo, una bajada de ratios a 15 alumnos, un refuerzo de 16.000 profesionales, un plan urgente para habilitar nuevos espacios, garantizar los servicios de comedor y el personal de enfermería en cada centro, además de un plan específico para reducir la brecha social.

"El plan anunciado ayer por Ayuso, sin concreción, sin coordinación y con septiembre a la vuelta de la esquina, es una auténtica gincana para la comunidad educativa, que tiene que cumplir en una situación caótica y con los ojos vendados", ha asegurado Pablo G. Perpinyà.

En este sentido, María Pastor también ha insistido en que la vuelta al cole de Ayuso "es un plan improvisado, pero si hay plan ha sido gracias a la presión de la comunidad educativa". "Mantener esa presión es la garantía de que Ayuso no incumpla por enésima vez su palabra", ha añadido.

Para leer más