Publicado 10/04/2014 14:57CET

Montoro avanza que después de Semana Santa se convocará el CPFF

Montoro, Garre y Valcárcel en rueda prensa tras toma posesión nuevo presidente
EUROPA PRESS

MURCIA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha anunciado este jueves que "pasada" la Semana Santa hará una convocatoria formal del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y a partir de ese momento, se estrechará la "colaboración" con los gobiernos autonómicos y con los ayuntamientos para acometer antes de final de año la financiación autonómica y local.

La nueva financiación, según ha destacado, tratará de garantizar que "no exista discriminación" en el acceso a los servicios públicos por los ciudadanos, de forma que "no se produzcan agravios" en función del lugar de residencia de cada uno.

Montoro ha dicho que la nueva financiación autonómica se promoverá a partir de la reforma fiscal, que ya está preparando el Gobierno y que enviará a las Cortes en junio para que pueda estar aprobada antes de final de año. "Hoy no podemos acometer una reforma tributaria en España sin las comunidades y sin las corporaciones locales, dado que estamos afectando a su financiación", ha subrayado.

REVISIÓN DE LA ESTIMACIÓN DEL PIB

Por otro lado, ha indicado que el Gobierno revisará al alza la estimación de PIB incluida en el programa de estabilidad que remitirá a Bruselas el 30 de abril. "Habrá un escenario de mayor crecimiento económico", ha subrayado.

Montoro, que ha realizado estas declaraciones en Murcia tras asistir a la toma de posesión del presidente Alberto Garre, ha afirmado que España está realizando un "ajuste sostenido de su estado de bienestar", y puntualizó que las cifras en el conjunto de las administraciones públicas son "muy claras": más de la mitad del gasto son prestaciones sociales directas, a lo que hay que añadir otros 50.000 millones en educación y hasta 75.000 millones en sanidad.

"Es lo que está gastando la Administración española, que es lo que le da sentido al concepto de gasto público", ha explicado el ministro, quien ha asegurado que "no es lo mismo" fijarse ahora un objetivo de reducción de déficit en un momento de crecimiento económico, que lo que se ha hecho hasta ahora, que ha sido realizar ajustes en "recesión económica".

En esta línea, ha dejado claro que lo no se puede confundir es "el trabajo de contención del déficit público con la supresión de servicios públicos básicos, no se puede confundir, ni hacer, ni promover", y aseguró que, a pesar de que no será "fácil", "ya no se pone en duda" que España va a conseguir el objetivo de déficit público para 2014, situado en el 5,8% del PIB.