La plantilla municipal de Madrid puede identificarse con el nombre adaptado a su identidad de género en su tarjeta

La plantilla municipal de Madrid y la identidad de género
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Actualizado 10/10/2018 14:23:02 CET

Las personas a las que les concierne el convenio utilizarán el uniforme y la ropa de trabajo acorde a su identidad sexual

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

La plantilla del Ayuntamiento de Madrid con identidad de género distinta a la asignada al nacer puede cambiar y poner el nombre acorde con el género con el que se identifican en documentos y procedimientos de exposición pública en el Consistorio, como la tarjeta corporativa, el correo electrónico o el censo electoral en las elecciones sindicales.

Todo ello sin perjuicio de que en los documentos oficiales, que han de surtir efecto frente a terceros, se mantengan, hasta que legalmente proceda, los datos de identidad registrales a efectos oficiales.

Para hacerlo posible este miércoles se ha firmado un protocolo con los sindicatos con representación en el Ayuntamiento (CC.OO., UGT, CSIF, CITAM-UPM, CGT, CSIT-U y CPPM), rubricado por la alcaldesa, Manuela Carmena; la delegada de Políticas de Género y Diversidad, Celia Mayer; la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras; el Gerente de la Ciudad, Eloy Cuéllar, y la portavoz del PSOE, Purificación Causapié.

Una vez iniciada la tramitación, las personas a las que les concierne el convenio utilizarán el uniforme y la ropa de trabajo acorde a su identidad sexual. Así, tienen derecho a una acceso a las instalaciones segregadas por sexos, como aseos y vestuarios, garantizando la intimidad y privacidad de su uso.

La presidenta de COGAM, Carmen García de Merlo, también funcionaria del Ayuntamiento de Madrid ha explicado que ella, cuando llamaba por teléfono, salía en el identificador de llamada un nombre con el que no se reconoce. "O cuando escribía un correo y firmaba como Carmen y en el correo figuraba como que lo mandaba otra persona. Mi caso era que tenía que ir a los sitios a hacer mi trabajo y tenía que estar presentándome y no tenía ningún tipo de intimidad", ha relatado.

DOS AÑOS EN EL REGISTRO CIVIL

Celia Mayer ha afirmado que en el Ayuntamiento están "muy orgullosos del acuerdo sindical por el que hoy las personas trans tienen un derecho más, el derecho a la identidad, que es un derecho fundamenta y básico".

El cambio legal de nombre en el Registro Civil tarda unos dos años en expedirse. Por eso, el Gobierno municipal ha dado luz verde a este protocolo con el objetivo de que las trabajadoras y trabajadores municipales interesados puedan tener en los documentos del ámbito laboral del Ayuntamiento de Madrid el nombre con el que se identifiquen.

CAMBIO EN TRES MESES

La expedición de los documentos oficiales es gratuita. También pueden acogerse a esta medida los directivos. El formulario está disponible en la intranet municipal (AYRE). Las y los interesados deben dirigir su solicitud a la Dirección General de Relaciones Laborales y Retribuciones.

El protocolo recoge que la persona que así lo desee contará con asesoramiento y acompañamiento labora durante todo el proceso. Un equipo de transición de género y/o sexual, del Área de Políticas de Género y Diversidad brindará apoyo laboral durante todo el proceso, ha explicado el Gerente de la Ciudad.

Cuéllar ha detallado que la Dirección General de Relaciones Laborales y Retribuciones debe dar respuesta en un plazo de diez días laborales. Posteriormente, el tiempo para hacer efectivo el cambio de nombre en las tarjetas de identificación, bases de datos y otros documentos es de tres meses.

"El derecho administrativo tiene que acompañar a la vida cotidiana no para poner trabas sino para facilitar. Los derechos civiles se van consolidando en la vida cotidiana cuando se fijan. Hemos llegado a un acuerdo con todos los sindicatos, que sirve para facllitar la vida a las personas transexuales, transgénero e intersexuales", ha manifestado el Gerente de la Ciudad.

Cuéllar ha indicado que en este momento se podría hablar de un porcetanje "mínimo" de trabajadores en este proceso pero, como ha añadido Mayer, "es poco relevante hablar de cuántas personas porque los derechos no tienen que ver con número sino que son derechos civiles e individuales".

Tanto Manuela Carmena como la delegada Celia Mayer han subrayado que era "imprescindible hacer este protocolo". "Se trata de dar una solución a un colectivo que tiene un problema que les hacía sufrir mucho. No podíamos tolerar que esto ocurriera en nuestra propia casa, el Ayuntamiento", ha expresado la alcaldesa.

Con esta iniciativa se da cumplimiento a la obligación contraída con las organizaciones sindicales en la sesión constitutiva de la Comisión para el estudio de necesidades y buenas prácticas en materia de igualdad de derechos LGTB, celebrada el día 23 de febrero de 2017.

Contador