La Policía Municipal pondrá en marcha en Ciudad Lineal en noviembre identificaciones piloto sin sesgo étnico

Policía Municipal de Madrid
POLICÍA MUNICIPAL DE MADRID - Archivo
Publicado 25/10/2018 11:40:14CET

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Policía Municipal de Madrid pondrá en marcha en el distrito de Ciudad desde noviembre un programa piloto de identificaciones policiales sin sesgo étnico, una proposición que ha llevado este jueves el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, al Pleno de Cibeles, donde ha contado con el respaldo del PSOE y el rechazo de PP y Cs.

Se trata de trabajar con formularios basados en experiencias internacionales donde no tenga cabida el sesgo étnico en las identificaciones policiales para asegurar un tratamiento igualitario a la población más vulnerable. "No presuponemos actitudes discriminatorias de la Policía Municipal sino que revisamos los criterios", ha indicado el edil.

Tras escuchar las críticas de PP y Cs, Barbero ha afeado a los primeros que su amor por la Policía lo tenían que haber demostrado sacando una oferta pública de empleo, algo que no hicieron en cinco años. "Tenemos plena confianza en la Policía", ha subrayado el delegado.

La portavoz del área de Cs, Ana Domínguez, ha acusado al Gobierno municipal de creer que la Policía sigue "patrones racistas porque hacen categoría de la excepción". Creen que todo está en la "mente calenturienta" de Ahora Madrid con una iniciativa que cree que complicará el trabajo policial en alerta 4 antiterrorista.

La edil del PP Paloma García Romero ha opinado que si Barbero ha elevado esta iniciativa al Pleno es para "blanquearla" porque consideran a la Policía como un Cuerpo "represor". "No se fían, lo llevan en su ADN. Siempre dan la razón al que no es policía, aunque sea un presunto delincuente", ha declarado.

El socialista Ramón Silva ha defendido que "todo es mejorable" y que PP y Cs "siempre se oponen a los cambios". También les ha recordado que la hoy primera ministra británica Theresa May, una "ultra radical de izquierda", ha ironizado, planteó y defendió este modelo meses atrás. "¿Qué miedo hay? Ninguno", ha declarado tras señalar que este modelo ya está en marcha en Castellón, Fuenlabrada o Móstoles.

El programa, de largo recorrido en la policía británica, tiene por objetivo "mejorar los procedimientos de actuación y garantizar, en especial a los colectivos más vulnerables, un trato policial igualitario y no discriminatorio". La herramienta fundamental que se utiliza en este tipo de programas son los formularios de identificación, "que suponen el cumplimiento de un estándar internacional de derechos humanos".

A grandes rasgos consiste en la introducción de formularios de identificación que deben cumplimentarse cada vez que un agente practica una identificación o un cacheo, con independencia del resultado del control. Una copia de este documento, con información precisa acerca de sus derechos y de las vías de denuncia disponibles, se entrega a la persona identificada.

En dichos formularios se suelen reseñar, entre otros datos, la nacionalidad y la apariencia étnica de las personas identificadas, los motivos que le llevaron a realizar tal control y el resultado de la identificación. Los datos hallados en los formularios sirven para medir tanto el sesgo discriminatorio de las identificaciones como su eficacia real.

Se toman siempre una serie de medidas para garantizar la participación efectiva de los distintos colectivos en todo el proceso: desde el diseño del formulario, hasta el análisis periódico de los daros obtenidos y de las disparidades étnicas que hayan podido tener lugar.