Actualizado 02/04/2008 16:50 CET

Prado-Recoletos.- CCOO apoya los cambios del plan del Ayuntamiento frente a la propuesta de un túnel de la Comunidad

También respalda que el Gobierno regional aplique el procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

CCOO de Madrid informó hoy de su apoyo "matizado" a la última propuesta del proyecto Trajineros respecto al eje Prado Recoletos aprobado en Pleno municipal del Ayuntamiento de Madrid. A juicio del sindicato, el plan Prado-Recoletos aprobado tiene que conservar todos los elementos de arbolado, jardinería y ornamentación del paseo, restaurando los que se encuentren en mal estado y reduciendo en dos carriles cada una de las dos calzadas existentes.

"Las modificaciones introducidas respecto al original proyecto son sensatas -a la vez que rápidas, eficaces, respetuosas con el patrimonio y económicas- porque inciden en la reducción del tráfico en el eje de forma decidida, ampliando aceras a ambos lados del paseo a costa de algunos de los carriles hoy ocupados por el tráfico y sin menoscabo de las plataformas existentes dedicadas al transporte público", afirma Comisiones Obreras.

Además, valora que recupera la continuidad del paseo del Paseo del Prado desde Atocha hasta Cibeles, eliminando el tráfico rodado en la zona de Canovas del Castillo-Neptuno y creando plataformas continuas peatonales para que el bulevar se transforme en un eje peatonal constante sin interrupciones y no subordinado al espacio dedicado al transporte privado motorizado.

A juicio de CCOO, con el espacio así ganado se puede acometer el ensanche de las aceras más deterioradas, las del Ministerio de Sanidad y Museo Thyssen, así como incluir un carril bici por sentido, tal y como contempla el Plan Director de la Movilidad Ciclista de Madrid. "Igualmente se garantiza la continuidad del tránsito peatonal por el bulevar central entre las plazas de Neptuno y Cibeles, modificando el actual diseño y evitando el amplísimo e incómodo rodeo al que se ven obligados los peatones en dichas plazas", indica en un comunicado.

El sindicato también propone que el carril-bus, en ambos sentidos, entre estas dos plazas emblemáticas, discurra por el lateral este del Paseo del Prado, evitando el bucle por la Plaza de la Lealtad y manteniendo el despliegue previsto en el plan entre Neptuno y Atocha por ambos laterales. CCOO de Madrid comparte el objetivo de reducir el tráfico de vehículos motorizados privados, pero no sólo en el eje Prado-Recoletos, sino en toda la almendra central interior a la M-30. "Porque, ¿de qué sirve reducir el tráfico en el Paseo del Prado para llevarlo a Alfonso XII donde más árboles serán talados y donde El Retiro -ya bastante descuidado por la gestión crecientemente privatizada y mercantilizada que el Ayuntamiento hace - sufrirá las consecuencias del aumento del tráfico en su entorno?", plantea.

El sindicato también apoya que el Gobierno regional aplique el procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental contemplado en la Ley 2/2002 (él mismo que no exigió en su día con ocasión de las obras de la M-30 o de la M-501), para que se garanticen los periodos de información pública y se puedan presentar alegaciones al despropósito que supone el túnel.

Por último, CCOO reclama del Ayuntamiento y de la Comunidad la elaboración urgente de un plan de movilidad sostenible tanto en el municipio como en el ámbito de la región. La salud de la ciudadanía, la conservación del patrimonio histórico y vegetal, la recuperación del espacio público para las personas, la lucha contra el cambio climático y el cumplimiento del Protocolo de Kyoto hacen inaplazable la reducción del tráfico motorizado en toda la región y, particularmente, en la almendra central de la ciudad de Madrid.