Actualizado 26/09/2014 20:03 CET

El pederasta de Ciudad Lineal llega a los juzgados de Plaza de Castilla

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El presunto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ortiz, ha llegado a las 20 horas de este viernes a los juzgados de Plaza de Castilla para declarar ante la juez María Antonia de Torres Díez-Madroñero, que hoy está en funciones de guardia, por cinco agresiones sexuales consumadas a menores de entre 5 y 11 años y por tres intentos cometidos en la Comunidad de Madrid.

   A pesar de que todos los medios de comunicación presentes estaban concentrados en la puerta entrada por donde suelen acceder los furgones policiales, el detenido ha accedido por otro de los accesos de los Juzgados sin que ninguna cámara le captase.

   Al detenido se le tomará declaración en los calabozos de los juzgados de Plaza de Castilla y previsiblemente ingresará en la prisión de Soto del Real, donde hay un módulo de aislamiento, han señalado fuentes judiciales.

   En concreto, declarará por cinco delitos de agresión sexual, tres tentativas de agresión, cinco detenciones ilegales y dos homicidios en grado de tentativa y un delito de allanamiento de morada.

   Un vehículo judicial, escoltado por varias patrullas policiales, ha trasladado a Antonio O.M. desde la Jefatura Superior de Policía de Madrid, donde ha pasado la noche en los calabozos. En sede policial, se negó a declarar y mantuvo una actitud de frialdad, según fuentes policiales. Hoy estará acompañado por su abogado defensor.

   Ayer, estuvo presente durante más de trece horas, desde las 8.15 de ayer hasta las 10.30 horas, en el registro que los agentes de la Policía Científica realizaron en su vivienda situada en la calle Santa Virgilia Ciudad Lineal. Un día antes, los investigadores estuvieron en la casa de su madre, en la que también habría cometido abusos.

   En un exhaustivo registro, los agentes hallaron restos de vomito de una de las pequeñas y otras pruebas biológicas que podrían incriminar al pederasta, que fue detenido el pasado miércoles en la casa de sus tíos de Santander. En el registro, la Policía levantó baldosas y cañerías en busca de pelos u otros vestigios.

   El próximo lunes, la jueza instructora realizará una prueba de reconocimiento a la que acudirán las menores. También la próxima semana se realizará una reconstrucción de uno de los secuestros con una de las pequeñas.

   Estaba previsto que el presunto pederasta llegara a lo largo de la mañana a los Juzgados de Plaza de Castilla, pero finalmente la llegada se ha hecho esperar hasta las 20.00 horas.

Para leer más