21 de febrero de 2020
 

Simancas renuncia a la tradicional Fiesta de la Rosa del PSM

Actualizado 29/04/2015 20:31:38 CET

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Gestora del PSM, presidida por Rafael Simancas, ha renunciado a la ya tradicional Fiesta de la Rosa que los socialistas madrileños celebraban desde 2009 cada 2 de mayo para conmemorar la fundación del PSOE, que tuvo lugar el citado día de 1879 en Madrid.

Según ha informado Simancas en declaraciones a Europa Press, este 2 de mayo los socialistas madrileños participarán en los actos institucionales organizados por la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Móstoles, pero el PSM no convocará ningún acto.

Simancas ha afirmado que en este contexto de precampaña y después del 7 de mayo de campaña de electoral no van a faltar "grandes actos con la militancia y la sociedad" de los socialistas.

Para Simancas, este 2 de mayo es "muy especial" porque "culmina un ciclo político marcado por la hegemonía del PP", ya que el 24 de mayo "la ciudadanía madrileña va a dar paso a un nuevo ciclo político".

Así, ha señalado que estos actos del 2 de mayo van a suponer "la despedida personal del presidente de la Comunidad de Madrid (Ignacio González) y con toda probabilidad la despedida política del PP del Gobierno regional", mientras que el PSM afronta la cita como la "última actividad del ciclo que termina y la primera del nuevo ciclo con soluciones justas e instituciones justas y útiles".

La edición del año pasado, en la que se conmemoró el 135 aniversario de la fundación del PSOE, se celebró en el lugar predilecto para esta fiesta, la Plaza del Dos de Mayo, y contó con la participación de la ahora presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, del exsecretario general del PSM Tomás Gómez y del expresidente del PSM Juan Barranco. Entre sus asistentes se encontraba Simancas.

El origen de este acto público es el 'boicot' a los actos institucionales que llevó a cabo Gómez en señal de protesta por el 'carpetazo' a la Comisión de Investigación puesta en marcha en la Asamblea de Madrid en marzo de 2009 sobre el llamado 'caso de los espías', para analizar si miembros de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior habían realizado actividades de espionaje a altos cargos regionales.

No obstante, en los años sucesivos, Gómez asistió a la recepción oficial que se celebra en la sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid y mantuvo su Fiesta de la Rosa.

El ex presidente del PSM y ex alcalde de Madrid Juan Barranco se ha manifestado "sorprendido" por la interrupción de esta tradición, que cree que "merecía la pena" haber mantenido, porque, para él, era un espacio de "encuentro con los militantes y simpatizantes" del PSM, que unía su fiesta a "la fiesta de todos los madrileños".

Asimismo, Barranco, que ya se ha retirado de la política, ha manifestado que era una manera de "unir la historia de Madrid y la del PSOE, que se fundó en Madrid". En concreto, Pablo Iglesias y un grupo de compañeros fundaron el PSOE, de manera clandestina, en Casa Labra.

Antes de implantar la Fiesta de la Rosa, el PSM tenía la tradición de celebrar una comida en Casa Labra, pero, según Barranco, este tipo de celebración "fue girando hacia un acto público con militantes y simpatizantes", a su juicio, compatible con los actos institucionales.

Barranco recibió un año la Gran Cruz del Dos de Mayo, que este año el presidente regional, Ignacio González, impondrá a otro socialista, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky.

Para leer más