Sindicato de Estudiantes llama a la rebelión de la juventud y a salir masivamente a la calle los próximos días de huelga

Actualizado 22/10/2014 12:17:38 CET

CCOO se compromete a trabajar por un paro total de la enseñanza en Madrid en noviembre

   MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Sindicato de Estudiantes llama a la "rebelión de la juventud" y a "salir masivamente a la calle" los próximos días de huelga educativa, 21, 22 y 23 de octubre, según ha manifestado este lunes su secretaria general, Ana García, en un acto con el que ha dado inicio la semana de movilizaciones contra la LOMCE y los recortes en educación de la Marea Verde.

   García ha dicho que el objetivo de la agenda de movilizaciones es "vaciar de nuevo las aulas para llenar las calles en defensa de la educación pública". Así, el primer día de la huelga convocada por el Sindicato de Estudiantes y respaldada por CC.OO., IU, Podemos, Equo y varias organizaciones sociales, los estudiantes organizarán piquetes informativos para pedir la solidaridad de todos los trabajadores.

   El 22 tendrá lugar una manifestación estudiantil a las 12 horas, y el 23, como "broche de oro" se celebrará una manifestación de toda la comunidad educativa desde las 18.30 horas, entre Neptuno y el Ministerio de Educación.

   Según García, con las movilizaciones los estudiantes van a demostrar al Gobierno que no van a permitir que les hagan retroceder a los años 50, cuando la educación era "un privilegio". En este sentido, ha afirmado que todas las medidas que el PP ha aplicado en educación (la LOMCE, los recortes, el decreto de becas, los tres nuevos decretos de universidad planeados para aplicar en 2015) "tienen un objetivo, que es acabar con la educación pública".

   A su juicio, el PP pretende que los hijos de las familias trabajadoras se vean expulsados de forma prematura del sistema educativo, sin poder alcanzar la universidad, para que el día de mañana, sin cualificación, tengan que aceptar puestos de trabajo precarios y condiciones de explotación en las empresas.

   Por su parte, la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CC.OO. de Madrid, Isabel Galvín, ha afirmado que "hay razones para la movilización", al tiempo que ha asegurado que la Marea Verde, "la primera de las Mareas", va a seguir movilizándose hasta frenar la LOMCE y revertir los recortes y la política de educación del PP "tanto en España como en la Comunidad de Madrid".

   Tras recordar a los encerrados en el Arcipreste de Hita desde hace cien días para conseguir una plaza para sus hijos, Galvín ha insistido en que hay razones para la movilización porque este curso se han "consolidado" los recortes que se han venido produciendo desde 2007, en el caso de la Comunidad de Madrid, donde se han dejado de invertir 700 millones de euros y se han perdido 7.500 puestos de trabajo.

   En concreto, Galvín ha señalado que las aulas de las escuelas infantiles se han quedado vacías por una subida de tasas que ha calificado de "antisocial", mientras la consejera de Educación, Lucía Figar, "recibe una beca de más de mil euros por llevar a su hija a una escuela infantil privada". También ha denunciado que 18.000 jóvenes se han quedado sin plaza de Formación Profesional y que los profesores que atienden a la diversidad "han desaparecido".

   Además, a su juicio, se está produciendo "un robo a la ciudadanía" al transferir "fondos de manos públicas a bolsillos privados", lo que, según sus palabras, se ha intensificado en la última legislatura y se va a seguir intensificando hasta las elecciones porque "tienen poco tiempo para repartir prebendas entre sus amigos".

   En este sentido, ha señalado también que en los últimos cuatro años se ha transferido suelo público a entidades privadas para hacer "centros elitistas, segregados y anticonstitucionales", por segregación de género.

   Así, ha dicho que la política fiscal de la Comunidad consiste en "redistribuir a la inversa, dar al que más tiene para quitarle al que más lo necesita", de manera que hay 350 millones de euros menos por los "regalos fiscales", la mitad de lo que se ha recortado en educación.

   Galvín ha criticado además que en Madrid se ha implantado la LOMCE "a las bravas", en un contexto de recortes, y ha afirmado que no ha habido tiempo para preparar los currículos, al tiempo que ha denunciado la falta de profesorado, junto a ratios "elevadísimas".

   "No queremos la LOMCE porque no cuenta con el consenso educativo ni social, la rechazamos de manera rotunda y absoluta porque nos la imponen, por lo tanto, tenemos motivos para movilizarnos", ha manifestado.

   En cuanto a la universidad, ha advertido de que se pretende favorecer a las instituciones privadas y ha criticado el desmantelamiento de las becas, "un instrumento de compensación de las desigualdades".

"VULNERACIÓN DEL DERECHO A LA EDUCACIÓN"

   Por todo ello, ha denunciado una "vulneración del derecho a la educación de toda la ciudadanía", con "políticas que favorecen a los que más tienen" y "atacan a lo que es de todos para favorecer a unos pocos".

   Así, ha manifestado el apoyo de CC.OO. a las movilizaciones convocadas por el sindicato de estudiantes, mientras se produzca una huelga educativa general. De esta forma, ha trasladado el compromiso del sindicato para trabajar por un "paro total de la enseñanza en Madrid en noviembre".

   Por otro lado, ha hecho un llamamiento a todos los partidos políticos, en especial a aquellos que se han comprometido a revertir la LOMCE, a que cumplan los compromisos y apuesten por una reforma educativa "desde abajo", para que pueda opinar el profesorado, las familias y el alumnado.

   Para clausurar el acto ha leído un comunicado el poeta Luis García Montero y han intervenido portavoces de todas las organizaciones que secundan las movilizaciones de los próximos días como IU, IUCM, Podemos, Equo, Marea Blanca, Coca Cola en Lucha, Plataforma Afectados por las Hipotecas (PAH), Bedeñes despedidas de la Universidad Rey Juan Carlos, Comuna Presos del Franquismo, Europa Laica, Plataforma de Profesorado Interino de Madrid, Attac Madrid, FRAVM, entre otras.

Para leer más