27 de febrero de 2020
 
Publicado 06/12/2019 11:20:48CET

La soledad de los mayores en Madrid, un problema que aspiran a erradicar las instituciones y colectivos sociales

Imagen de dos hombres en una de las actividades para personas mayores sobre informática.
Imagen de dos hombres en una de las actividades para personas mayores sobre informática. - OBRA SOCIAL 'LA CAIXA' - Archivo

Las administraciones idean varios programas específicos que se unirán a programas ya en marcha como el desplegado por Obra Social 'la Caixa'

MADRID, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La soledad de las personas mayores es un problema en la Comunidad de Madrid que está siendo abordado tanto por diferentes asociaciones y entidades sociales, como desde las instituciones públicas que están intentando hacer frente a esta situación y acabar con la soledad no deseada de este colectivo.

Asociado al mundo rural y a la despoblación de la denominada 'España Vaciada', el fenómeno irrumpe también en grandes urbes como Madrid que cuenta con diversos iniciativas y programas para erradicarla. Un caso llamativo fue la anciana de 93 años que fue localizada muerta en su vivienda y cuyo cadáver había permanecido en su domicilio durante 15 años.

Según los datos que ofreció recientemente la directora general de Mayores a nivel municipal, Mercedes Montenegro, el 24,5 por ciento de los 656.791 madrileños mayores de 65 años vive solo en la capital.

De hecho, el Consistorio plantea combatir este fenómeno desde diversas perspectivas y para ello lanzará el denominado 'Samur de Mayores' de cara a potenciar la atención de las personas de avanzada edad que viven solas sin apoyo familiar próximo.

Además, el delegado del área, Pepe Aniorte, anunció la puesta en marcha para principios de 2020 del programa 'Madrid sin Soledad', que está previsto que tendrá como objetivo detectar situaciones de soledad no deseada y generar redes vecinales de apoyo. También, anunció la realización de contratos municipales para la detección de la soledad a través de los registros que ya se tienen de otros servicios como el de teleasistencia o centros de mayores.

LA SOLEDAD Y RECURSOS ASISTENCIALES, EN DATOS

Se trata de una problemática compleja con diversos efectos. Así, la encuesta realizada por la Obra Social 'La Caixa' sobre la soledad en los mayores, en el marco del programa 'Siempre acompañados', revela que en España un 39,8 por ciento de las personas mayores de 65 años presentan soledad emocional, un porcentaje que alcanza el 48 por ciento es los mayores de 80 años.

Si se centra la visión en las mujeres, hay más de un 1,2 millones de mujeres mayores de 65 años que viven solas en España y esta proporción no para de aumentar ya que ha crecido en los últimos años, según datos del Observatorio Social de La Caixa. Además, estiman que hacia el año 2031 habrá casi dos millones de mujeres mayores de 65 años viviendo solas.

A estos datos se suman las declaraciones de la directora general de Mayores que explicó que en el último año más de 12.000 personas se han quedado solas por diversas causas como fallecimientos o separaciones. En esta ocasión, aseguró que el Consistorio trabajaría para "identificar" estas situaciones de soledad no deseada para conocer "el mayor número de personas posibles, y trabajar de forma precoz de la forma más adecuada posible".

Por ello, las administraciones y entidades sociales lanzan otro tipo de recursos que se suma a la red asistencial existente tanto a nivel regional como municipal.

Concretamente, en la Comunidad de Madrid hay 25 residencias de mayores dependientes de la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) con un total de 6.258 plazas y 180 dependientes de la Dirección General de Mayores y Atención a la Dependencia, donde se tienen en cuenta concertadas y de gestión indirecta, que cuenta con 18.504 plazas, según datos de la Consejería de Políticas Sociales. A ello se suman los 18 centros de día con 614 plazas dependientes del AMAS y 134 con 4.128 plazas que dependen de la Dirección General.

A nivel municipal, el Ayuntamiento dispone de 4.579 entre públicas y privadas de uso público, con un total de 7.182 personas atendidas que pueden ir dos, tres o cinco días a la semana, según detallan desde el área de Familias, Igualdad y Bienestar Social.

MAYORES CON UN PAPEL "ACTIVO" EN LA SOCIEDAD

Una de estas líneas de actuación específicas contra la soledad en los mayores se despliega desde el EspacioCaixa, que organiza actividades enfocadas a las personas mayores para que mantengan un papel "activo" en la sociedad, así como para acabar con los estereotipos de la vejez. En los diferentes EspacioCaixa, que cuenta con tres centros en España, uno de ellos en Madrid, se organizan cursos de formación, talleres, conferencias, tertulias y proyectos pensados para contribuir a la calidad de vida de las personas mayores.

Por su parte, la directora del EspacioCaixa Madrid, Mar Barón, ha explicado a Europa Press el trabajo que realizan junto a estas personas. Así, ha señalado que en este momento desarrollan actividades en 39 centros en convenio con la consejería de Políticas Sociales, de los cuales 32 son de titularidad pública de la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) y otros siete en diferentes municipios de la región, además de las actividades propias de su espacio.

En concreto, el primer convenio que firmaron con la Comunidad fue en 1997 y a través de él realizan también actividades puntuales en otros municipios a propuesta de la Consejería sobre nuevas tecnologías, salud o desarrollo personal.

Estos son también los bloques que componen la programación de EspacioCaixa, inaugurado en 2001, donde se tratan las nuevas tecnologías, salud y bienestar y la participación social y el voluntariado.

"La soledad se trabaja porque estás proponiendo actividades en común en un centro social y estás trabajando para paliar la soledad no deseada, estás trasladando prácticas saludables y estás conduciendo a relaciones posteriores", ha detallado Barón. En concreto, en lo que va de 2019 este espacio ha contado con un total de 4.330 participantes mayores en sus diferentes actividades.

Por su parte, el director científico del Programa de Mayores de la Obra Social 'la Caixa', Javier Yanguas, ha afirmado que buscan afrontar la soledad desde tres ámbitos de intervención que consisten en empoderar a la persona en esta situación, el desarrollo comunitario para que se inserte en un grupo y la sensibilización de la ciudadanía.

En este sentido, para Yanguas la soledad se tiene que hacer frente desde "lo local, lo comunitario y la proximidad". Así, ha señalado que aunque las administraciones tienen que hacer frente al reto de la soledad de las personas mayores, ha subrayado el papel que realiza el tejido asociativo. "La soledad es algo de la cotidianidad", ha recordado.

COMPROMISO "CLARO" CONTRA LA SOLEDAD

En esta punto, la directora general de Atención al Mayor y a la Dependencia, Begoña Cortés, ha señalado en declaraciones a Europa Press que la consejería de Políticas Sociales por medio de esta Dirección General tiene un "claro compromiso" con la lucha contra la soledad no deseada en los mayores de la región. "Es una realidad que afecta a muchas personas que viven aisladas, sin vínculos con la sociedad y con profundas necesidades afectivas", ha indicado.

En este sentido, ha manifestado que hasta ahora las administraciones públicas no daban respuestas "coordinadas y unificadas" a estas situaciones y ha apostado por afrontar este problema desde la prevención e intervención "de manera eficaz".

Por ello, ha anunciado la puesta en marcha de un proyecto transversal en la Consejería que implique a diferentes direcciones y que trabaje con todos los agentes sociales, ayuntamientos, familiares y profesionales para elaborar protocolos de actuación y prevención ante este aislamiento que sufren los mayores.

"Vamos a coordinar las distintas experiencias y llevar proyectos a los barrios, mediante los profesionales que tienen contacto con los mayores, programas de voluntariado de mayores para mayores y experiencias intergeneracionales de tal forma que se establezca una red de recursos que consiga que las personas que se sientan solas y en muchas ocasiones perdidas tengan una mano amiga a la que acudir", ha apostillado.