Suspendido el desahucio en Tetúan a un hombre de 63 años que consiguió paralizar un alzamiento en 2011

Suspendido el desahucio en Tetúan a un hombre de 63 años que consiguió paralizar
EUROPA PRESS
Publicado 22/03/2019 13:36:45CET

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El desahucio que estaba previsto para este viernes de un hombre de 63 años en la calle Zamora, en Tetúan, y que ya consiguió frenar un alzamiento en 2011, ha sido finalmente paralizado tras la negociación entre los activistas congregados en la zona, la comisión judicial y representantes de la propiedad.

Así, alrededor de medio centenar de personas se han concentrado este viernes frente a la vivienda del hombre en el barrio de Alvarado, donde al grito de 'Ni gente sin casas, ni casas sin gente', 'No pasarán' y 'La lucha es el único camino' han solicitado la negociación de un alquiler social para el afectado con el objetivo de poder solucionar esta situación.

Se trata de un hombre que ya sufrió un intento de desahucio en la calle Naranjo en 2011 y que se considera el "primero que se consiguió parar en Madrid" tras el movimiento 15-M. En la actualidad, los portavoces han señalado que tiene un salario bajo que no le da para poder pagar la renta de la vivienda.

De esta forma, una portavoz del colectivo Anti-desahucios 15-M Tetuán ha señalado a Europa Press que van a seguir presionando a las empresas responsables de esa vivienda y a las administraciones públicas para poder conseguir un alquiler social y dar una alternativa a este hombre.

En este sentido también se ha manifestado otro de los portavoces de la plataforma que ha asegurado que el desahucio se ha conseguido suspender gracias a la presión popular y debido a que la Policía Municipal disponía de un dispositivo "corto" para hacer frente a este desahucio, si bien ha asegurado que volverán con uno "más fuerte".

"Ellos no tienen ningún tipo de voluntad de hacer un alquiler social", ha añadido en relación a las negociaciones que han mantenido con los representantes de la empresa propietaria. Además, ha manifestado que se han ofrecido a ayudar con la mudanza del hombre o dar una ayuda de alrededor de 1.000 euros, si bien han considerado que esto no es suficiente.

Por otro lado, el portavoz ha señalado que no se sabe todavía con exactitud cuánto tiempo durará la suspensión, si bien podría ser alrededor de un mes.

"NO ESTABA EN SITUACIÓN DE VULNERABILIDAD"

Asimismo, los activistas han pedido responsabilidades a la Sociedad de Gestión de Activos procedes de la Reestructuración Bancaria (SAREB)que era la propietaria de la vivienda en un principio.

Por su parte, una representante de SAREB ha manifestado a Europa Press que cuando se produjo la venta de esta vivienda el ocupante ya estaba denunciado por estar en una situación de ilegalidad y que "no estaba en situación de vulnerabilidad", ya que no había ningún informe emitido en este sentido por las administraciones públicas.

Así, ha añadido que si el hombre hubiera estado en esta situación se le hubieran dado opciones de residencia como una vivienda social o una renta más asequible.