Actualizado 31/01/2014 13:19 CET

Tragsa limpia con normalidad dos rutas distintas de Alcorcón

MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La empresa pública Tragsa han salido esta mañana para limpiar con normalidad las calles de Alcorcón en dos rutas distintas, después de acumular las islas ecológicas entre 700 y 800 toneladas de basura en el undécimo día de huelga convocada por los sindicatos de Esmasa, empresa pública responsable de los servicios de recogida de residuos urbanos.

   Fuentes municipales han explicado a Europa Press este viernes que los primeros camiones de Tragsa han salido a la calle esta mañana y están limpiando en dos rutas distintas, la del Parque Oeste y la de Fuente Cisneros.

   Las citadas fuentes han indicado que se han registrado incidentes en la zona de Parque Oeste, pero han añadido que Tragsa sigue limpiado con normalidad y que lo hará a lo largo de todo el día, en principio, hasta las 18 horas. El Ayuntamiento de Alcorcón tomó la decisión de contratar los servicios de Tragsa, tras aprobar en el Pleno de ayer una serie de medidas para instar a la limpieza urgente del municipio.

   En la tarde de ayer, Tragsa inició la recogida de residuos con el objetivo de limpiar las 800 toneladas que acumulan las calles de Alcorcón, produciéndose disturbios en los que se quemaron en torno a 22 contenedores y un coche. Pese a que llegaron a concentrarse hasta 200 personas en los disturbios, no se produjeron detenciones, han informado a Europa Press fuentes policiales.

   Por su parte, el portavoz de Comisiones Obreras (CC.OO.), Eduardo Ortega, ha indicado a Europa Press que la recogida de residuos de hoy "va bien" y ha agregado que "la presión vecinal en la calle y la situación" está "haciendo mella en los empleados de Tragsa".

   "Algún conductor ha dicho ya que iba llamar al jefe porque no estaba para boicotear a nadie", ha indicado Ortega, para después añadir que "entre los aplausos de los vecinos se ha retirado" y que, a su juicio, "la ciudadanía está demostrando que sabe llevar la situación", que el alcalde, David Pérez, "tiene que reconducir".

   Por su parte, el delegado de CGT, Jesús Santos, ha hablado de "mañana tensa" como consecuencia de la presencia de piquetes informativos mientras los trabajadores de Tragsa "están intentando trabajar". Así, Santos ha señalado que Esmasa está cumpliendo "los servicios mínimos" y que las máquinas de Tragsa han "parado" en algunos momentos por la presión..

   Finalmente, el portavoz de CSI-CSIF en la Empresa de Servicios Municipales de Alcorcón, César Sánchez, ha opinado que "la mañana está yendo bien" y ha explicado que "la mayoría de los camiones se están marchando porque entienden la situación".