Actualizado 13/03/2007 18:16 CET

Tribunales.- La policía científica encontró sangre y una huella del principal acusado en la casa del triple crimen

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía Científica señaló hoy, durante el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid por el triple crimen ocurrido en noviembre de 2004 en Madrid, que encontró manchas de sangre y una huella del principal acusado en la casa de la familia gitana asesinada.

De este modo, diversos agentes de la Policía Científica indicaron que hallaron "manchas de sangre de David R.V. en unas sábanas y en un visillo del domicilio de la familia fallecida", además de una huella --"que es con total seguridad del principal acusado"--, en la parte interior de la puerta del mueble mar.

De cualquier forma, el policía matizó que no se sabe de qué día es la huella de David --"puede ser de días anteriores a los hechos"--, ya que el procesado acudía con regularidad a la casa, en la que estaba realizando unas reformas.

NO HAN ENCONTRADO NINGÚN RESTO DEL OTRO ACUSADO

Asimismo, los policías destacaron que "se han encontrado manchas de sangre del fallecido Amalio" en el coche que utilizó David ese día, y agregaron que "no se ha hallado ningún resto biológico" de José Emilio V.G., acusado de matar en compañía de David a Ada (mujer de Amalio) y a su bebé de nueve meses. Estas declaraciones favorecen a la defensa de José Emilio, que ha mantenido desde el inicio del juicio que su cliente "se quedó en todo momento en el coche".

También declararon esta mañana los médicos forenses que realizaron las autopsias y procedieron al levantamiento de los cadáveres. Uno de los médicos explicó que Amalio (de 17 años) recibió cuatro puñaladas "que acabaron con su vida de forma casi inmediata". "No hay signos de que Amalio se defendiera, por lo que podemos asegurar que el ataque fue por sorpresa, no se lo esperaba", declaró el médico forense.

Igualmente, añadió que al bebé de nueve meses le mataron con otras cuatro cuchilladas, "pero en este caso el cuchillo utilizado es diferente al que se usó para asesinar a Amalio". Así, Ada (de 16 años) fue asesinada con las dos armas blancas anteriormente mencionadas, "por lo que al menos participaron dos personas". "Es imposible que el crimen fuera perpetrado por una persona, y es muy muy posible que fueran tres", sentenció el médico forense.

Afirmó que a Ada le agarraron del brazo y le asestaron 26 puñaladas. "Yo mantengo que primero mataron a Amalio, luego al bebé y en tercer lugar a Ada. Lo hicieron así para que la mujer viera como mataban a su hija", declaró.

PUDO SER UNA PERSONA SOLA

Por el contrario, otros dos médicos forenses, que intervinieron posteriormente en el caso y que fueron a declarar a petición de la defensa de José Emilio, apuntaron que "la dinámica de los hechos nos lleva a pensar que actuaron dos o tres personas, pero puede ser que fuera una sola".

La fiscal considera los hechos narrados constitutivos de tres asesinatos, por los que solicita 51 años de cárcel para David y José Emilio. Además, pide 17 años de prisión para Daniel A.G., Yolanda C.H. y Verónica C.H., acusados de inducir a David a matar a Amalio.