Actualizado 01/07/2007 15:05 CET

Los trixis, triciclos con motor, siguen sin tener permiso, pero proponen 3 meses gratis para convencer al Ayuntamiento

Llegaron a Madrid el pasado día 22 pero su presentación quedó deslucida por no contar con autorización para circular por la capital

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El transporte de viajeros basado en triciclos equipados con un pequeño motor eléctrico, denominados 'trixis', continúa sin contar con los permisos municipales para circular por Madrid, poco más de una semana después de que fuera presentado en la Puerta del Sol con la llegada de tres de estos vehículos tras finalizar una ruta de 669 kilómetros en 80 horas que comenzó el pasado día 6 en Barcelona.

El promotor de la compañía Trixi, Gerard Caspary, explicó, en declaraciones a Europa Press, que se han dirigido por escrito en dos ocasiones al Área de Gobierno de Seguridad y Movilidad para presentarle su proyecto y tratar de alcanzar un acuerdo. Para ello, proponen llevar a cabo una experiencia piloto de 3 ó 4 meses, de acuerdo con el Ayuntamiento, en la que 3 'trixis' promocionen el turismo de la capital de forma gratuita.

En este sentido, Caspary señaló que están pendientes de una reunión con representantes del departamento que dirige Pedro Calvo para llegar a un consenso que les permita obtener los permisos necesarios para poder circular por Madrid. Para ello, la compañía remitió en mayo una primera carta al Ayuntamiento, misiva que se repitió a principios de la presente semana.

Según el máximo responsable de la empresa de estos vehículos a pedales equipados con un motor eléctrico, Seguridad y Movilidad está estudiando su solicitud pero como la estructura del área no está completamente definida, tras la reciente constitución de la Corporación municipal y sus órganos de Gobierno, el proceso se está dilatando en el tiempo.

NO SABEN SI SE LES MULTARÁ

Además, Caspary recordó que el pasado día 22, cuando se presentaron los 'trixis' en Madrid, agentes de la Policía Municipal le pidieron su documentación y la de la empresa por celebrar el acto sin autorización y por no contar con los permisos para circular. "No sé si habrá una multa", apuntó el promotor de Trixi, quien resaltó que no quiere entrar en polémicas con el Ayuntamiento "y menos a través de los medios de comunicación".

El dirigente de la empresa de triciclos reiteró que estos vehículos, que cuentan con una carrocería en polietileno reciclable y tienen capacidad para dos personas más el conductor, no sustituyen al taxi. Caspary se manifestó así en relación a las críticas vertidas por la Agrupación General de Taxistas de Madrid (Agetaxi) tras conocer la llegada de los 'trixis' a la capital. Esta asociación de taxistas aseguró que era "inviable e ilegal" la puesta en marcha de este servicio.

Según Agetaxi, los 'trixis' incumplen la legislación de los transportes terrestres, puesto que ésta exige que la titularidad de los vehículos de tres ruedas corresponda a personas físicas y no a empresas y que estén matriculados, condición que los 'trixis' no cumplen.